Manuel López terminó embarrado entre dos naves, cuando regresaba de la fiesta a bordo de su camionetón Chrysler Pacífica.
Manuel López terminó embarrado entre dos naves, cuando regresaba de la fiesta a bordo de su camionetón Chrysler Pacífica. [Foto: Luis Hernández]

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Por andar manejando bien ‘pedócles’, un pelafustán acabó ensartado en dos carros estacionados cuando circulaba por las calles de Villas del Mar tercera etapa.

Una vez que terminó la fiesta, Manuel López, de 32 años, manejaba su troca Chrysler Pacífica gris, placas URW-232-A, en dirección a su cantón, pero al circular sobre la avenida Framboyanes con Kabah, presuntamente dormitó.

Esto ocasionó que ‘Manolo’ perdiera el control de su troca hacia la izquierda y acabara ensartado en un Ford Figo gris y una camioneta Chevrolet Suburban del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, que estaban estacionados en las cocheras.

Todo el merequetengue ocurrió ‘maomeno’ a las 8:20 de la mañana, cuando los vecinos se despertaron al escuchar el seco laminazo y llamaron a las chamaconas del 911 para alertar a ‘curitos’ y ‘tranchos’ hacia la manzana 88 de la supermanzana 248.

El buen Manuel fue valorado por los paramédicos, pero la mera neta no tenía nada y ni hablar podía porque estaba hasta las manitas y se le ‘lengua la traba’, por lo que nada más el ‘tamarindo’ se encargó de retirar la troca para enviarla al corralón.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí