¡Mandaron a ‘El Diablo’ al Averno!

hace 6 meses
Héctor Cacique Fernández ‘El Diablo’ fue ejecutado ayer en la tarde por un comando en el interior de un restaurante de mariscos sobre el Bulevar Colosio.

Héctor Cacique Fernández ‘El Diablo’ fue ejecutado ayer en la tarde por un comando en el interior de un restaurante de mariscos sobre el Bulevar Colosio. Con él asesinaron también a otro sujeto que está en calidad de desconocido.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Con varios impactos de bala fue ejecutado el polémico Héctor Cacique Fernández, alias ‘El Diablo’, cuando se encontraba junto a otro sujeto -que permanece como desconocido- en el interior de un restaurante de mariscos en la delegación Alfredo V. Bonfil, hasta donde llegaron hombres armados que dispararon al menos en 60 ocasiones contra los occisos.

Alrededor de las 6:10 de la tarde, la calma del mencionado poblado fue interrumpida por las poderosas ráfagas de unas armas automáticas, pues en el restaurante denominado ‘Las Koras’, ubicado sobre el Bulevar Luis Donaldo Colosio, frente a la Universidad de Oriente, un comando había hecho rugir sus ‘fierros’.

En ‘fa’ elementos de la Policía Ministerial destacamentados en Bonfil acudieron hasta el sitio, donde encontraron los cuerpos de dos sujetos: uno de tez clara, complexión media, de aproximadamente 37 años, el cual vestía camisa a cuadros amarillo con negro y blanco, pantalón de mezclilla y botas cafés, a quien se le apreciaban lesiones producidas por proyectil de arma de fuego.

Mientras que a unos metros se encontraba el segundo cuerpo: de tez morena, complexión media, de aproximadamente 38 años, el cual portaba pantalón de mezclilla, playera negra, tenis negros y gorra negra, también con varios plomazos en el cuerpo, el cual se presumió era el de Héctor Cacique.

Héctor Cacique Fernández, alias ‘El Diablo’, fue internado en el penal de Cancún acusado de formar parte del Cártel del Golfo y de orquestar la ejecución de siete personas en la cantina ‘La Sirenita’, el 18 de marzo de 2013.

Sin embargo, después de tres años y seis meses en prisión, un juez determinó auto de libertad tras comprobarse que su confesión le fue arrancada mediante torturas, por lo cual la Fiscalía tiempo después le ofreció una disculpa pública.

El caso es que los testigos vomitaron a los ‘cuicos’ que los responsables escaparon a bordo de un automóvil compacto color gris, el cual fue asegurado horas más tarde en el cruce de las avenidas Fonatur y La Luna.

Se trataba de un Suzuki Swift gris, placas MCD-81-39 del Estado de México, y en su interior hallaron dos armas largas tipo R-15, una de ellas con el mecanismo ‘rompeflamas’ y ‘guardamanos’, bañada en ‘orégano’ puro de varios kilates.

La llanta de una van reventó y el chófer perdió el control, brincó el camellón de la carretera federal 307, dio volteretas, y aplastó un Mercedes Benz.
Volcadura de película

Una Ford Van le dio su beso a un Mazda conducido por un sujeto que iba por el carril derecho de la avenida De los Insurgentes.
‘Beso’ tronado

Cerrar