Fallaron la ejecución

hace 2 semanas
Sujetos armados y en motocicleta abrieron fuego contra un joven que caminaba en el fraccionamiento La Guadalupana.

Sujetos armados y en motocicleta abrieron fuego contra un joven que caminaba en el fraccionamiento La Guadalupana; por fortuna libró a la Catrina y llegó por sus propios medios al Hospital General para su atención.

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Derechito y sin escalas fue a dar al hospital un morro, a quien ayer varios motorizados intentaron darle boleto sin regreso para visitar a San Pedro, en la supermanzana 218, aunque no lograron su objetivo y nada más lo lesionaron.

Ayer como a las 3:00 de la tarde el código rojo se activó luego de que empleados de una casa de empeños, ubicada entre las avenidas Leona Vicario y 127, en el fraccionamiento La Guadalupana, reportaron que al menos cuatro tipos en motos le tiraron plomo a un ‘chacalawers’ de la zona.

En ‘tinga’ loca llegaron quemando llanta los ‘polimunicipales’, quienes tomaron conocimiento y confirmaron que se trataba de un joven que caminaba sobre la Leona y frente a dicho ‘empeñadero’ pistoleros motorizados dispararon en su contra.

El chaval se refugió en el local hasta que los motonetos desaparecieron, para luego ser abordado en un taxi y llevado a un hospital a fin de que le brindaran atención médica.

En menos de lo que canta un gallo ronco en el lugar se presentaron los hijos de su P.M. (Policía Ministerial) y elementos de la Policía Federal para tomar conocimiento, peritos criminalistas de la Vicefiscalía procesaron la escena y realizaron el levantamiento de evidencia para poder resolver el caso.

Aunque al principio trascendió que se trataba de un robo a la casa de empeño, minutos después se chismeó que se trató de un intento de ejecución, descartando así alguna relación con dicho comercio, según los ‘cuicos’.

Vulcanos y ‘uremitos’ volaron hasta la avenida Benito Juárez con Isla Cancún porque les reportaron que unas abejas estaban armando relajo.
Picaron y adiós

Tres sujetos se pelearon con otros tipos en la playa Punta Esmeralda y hasta basura se aventaron, por lo que se los llevaron detenidos.
Apestoso agarrón

Cerrar