En muerte acabó la ‘combebencia’

hace 1 mes
Dos hermanos que ‘chupaban’ con Julio César lo asesinaron con arma blanca y huyeron; los pobladores tomaron de rehenes a sus familiares.

Dos hermanos que ‘chupaban’ con Julio César lo asesinaron con arma blanca y huyeron; los pobladores tomaron de rehenes a sus familiares.

Redacción / De Peso

LÁZARO CÁRDENAS, Q. Roo.- Cuatro certeras puñaladas le arrebataron la vida a un paisano de Nuevo Valladolid, quien ingería bebidas embriagantes con dos carnales amigos suyos, los cuales tras una breve discusión lo atacaron con cuchillo y machete para después darse a la fuga, lo que desató la ira de los pobladores.

Aproximadamente a las 7:00 de la tarde de ayer, Julio César Ayala Chan, de 23 años, empinaba el codo con dos hombres que se decían sus “amigos” en las apacibles calles de esa localidad perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas, ubicada a 60 kilómetros de Cancún.

Pero al calor del aguardiente los tres hombres comenzaron a discutir, saliendo a relucir un machete y un cuchillo cebollero con el que el ahora occiso fue atacado salvajemente, provocándole daños en órganos vitales que posteriormente le costaron la vida, pese a los esfuerzos de paramédicos de Bomberos de Lázaro Cárdenas, a cargo del ‘Comandante Omega’.

A pesar que los agresores lograron darse a la fuga, sus familiares fueron apresados por todo el pueblo, que amenazaba con lincharlos de acuerdo con sus usos y costumbres, y a punto estuvieron de recetarle una dosis de cachetadas al delegado de la comunidad e incendiar la delegación.

En eso estaban cuando al sitio arribaron elementos ‘antimontones’ de la Policía Estatal para calmar los ánimos de los lugareños, que hasta el cierre de esta edición mantenían cautivo al padre de los presuntos asesinos hasta que estos se entreguen a las autoridades, además que serán expulsados con todo y chivas del pueblo.