Embarrada mañanera

hace 10 meses
Un chofer –al parecer pasado de ‘cheves’- maniobraba un Chrysler Phantom en el cruce de las avenidas José López Portillo y Comalcalco, donde se estrelló contra el poste de un semáforo, ayer a las 5:00 de la mañana.

Un chofer –al parecer pasado de ‘cheves’- maniobraba un Chrysler Phantom en el cruce de las avenidas José López Portillo y Comalcalco, donde se estrelló contra el poste de un semáforo, ayer a las 5:00 de la mañana.

Enrique Castro / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Tal como un fantasma, el conductor de una nave desapareció luego de estamparse y derribar el poste metálico de un semáforo ayer a las 5:00 de la mañana, cuando transitaba en el cruce de las avenidas José López Portillo y Comalcalco, supermanzana 59, donde después de ver su ‘cajeteada’ se peló del lugar y dejó abandonada su reliquia rodante.

Un chofer -en aparente estado de ebriedad– circulaba sobre la avenida José López Portillo, y justo antes de que los gallos se echaran su ‘prau, prau’ mañanero perdió el control del Chrysler Phantom azul, placas UUB-032-D, y se fue directo y sin escalas contra la base del poste metálico de un semáforo.

Como el ‘chofi’ no sufrió lesión alguna, huyó cobardemente del lugar con rumbo desconocido, sin importarle que dejaría abandonada su nave.

Posteriormente, el ‘vejestorio’ fue remolcado con una grúa hacia los patios del temido corralón, donde los peritos de ‘trancholandia’ esperarán sentaditos al fantasmagórico conductor para que se presente y pague hasta el último centavo por los daños que provocó al señalamiento, así como al patrimonio municipal, ajá…