Dos al hilo

hace 4 meses
Tres ‘ratones’ entraron en una tiendita a robar varo y el kilo de botellas de licor, dos horas después para no perder el hilo atracaran otra tiendita.

Tres ‘ratones’ entraron en una tiendita de conveniencia sobre la 20 de Noviembre con Kabah, de la que además de varo se llevaron el ‘kilo’ de botellas de licor; dos horas después visitaron en otra en la supermanzana 227 y también la vaciaron.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Temblando como gelatina quedaron los empleados de una tienda de 24 horas que fue visitada por los amantes de lo bueno pero ajeno, quienes entraron para robar botellas de vino y dinero en efectivo; estos mismos más tarde atracaron otra tienda y también se les pelaron a los ‘polis’.

Ayer a las 3:40 de la madrugada, justo a la hora que ‘cuicos’ andaban buscando dónde ‘coyotear’, fueron interrumpidos por el número de emergencias 911 para que se lanzaran hasta el cruce de las avenidas 20 de Noviembre con Kabah en una tienda de esas que nunca cierran.

Al arribar al establecimiento, los ‘poligordos’ se entrevistaron con el encargado del negocio, quien chilló que al lugar habían entrado tres ‘ratas’ de dos patas y dos de ellos lo amagaron con tremendas fuscas, mientras otro robaba botellas de licor y el varo, producto de las ventas del turno.

Relató que con las garras llenas, los hijos de su ratona mamacita escaparon sobre la avenida Kabah a bordo de un Chevrolet Aveo gris, con dirección a la supermanzana 248, donde -como de costumbre- lograron escapar de los policías que hacen como que buscan a los ladrones.

Sin embargo, a eso de las 5:15 de la madrugada, los mismos hijos de toda su ‘móder foca’ se lanzaron a la tiendita que se ubica sobre la avenida 20 de Noviembre, a la altura de la supermanzana 227, donde también robaron a sus anchas para dejar comiendo pepino a los ‘cuicos’, quienes no pudieron atraparlos.

Una nave Duster terminó con tremendo trancazo, luego que unos visitantes que no conocen muy bien la ciudad, le partieron toda su ‘metálica Macarena’.
‘Duster’ perdone el trancazo

La cocinita de una palapa en la colonia Rafael E. Melgar fue abrasada por el fuego, por lo que poco pudieron hacer los vulcanos.
Abrasada por el fuego

Cerrar