Belisario ‘R’ fue asesinado en calles de la 236 de un tajo en el pescuezo; donde su existencia acabó.
Belisario ‘R’ fue asesinado en calles de la 236 de un tajo en el pescuezo; donde su existencia acabó. [Foto: R. D.]

R. D. / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Como gallina de rancho fue asesinado un paisano, o sea degollado, luego de que un par de maloras le cortaron el gañote presuntamente tras resistirse a un asalto, sobre la calle 116A de la supermanzana 236.

Ayer a las 3:10 de la madrugada, vecinos que regresaban a su chante en la mencionada calle pusieron cara de ¡omaigá! al ver el cuerpo sin vida tirado sobre un enorme charco de sangre con una lesión de 20 centímetros en el cuello, por lo que no dudaron en pasarles el pitazo a las nenas del 911.

En menos de lo que canta un gallo al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal, que tras confirmar que el reporte era verídico pidieron que en clave ‘lo más rápido que se pueda’ les enviaran una ‘chillona’.

Con muchas ganas de espantarle a la huesuda arribaron al sitio los paramédicos de la Cruz Roja, únicamente para confirmar que Belisario ‘R’, de 43 años, ya había caminado hacia la luz al final de túnel y estaba saludando de beso y abrazo a San Pedro.

Por ello tuvieron que ser despertados los holgazanes de la Policía Ministerial, que tardaron varios minutos para que finalmente llegaran a hacer su chamba, al igual que elementos de Servicios Periciales que tras tomarle el kilo de fotos al cadáver lo trasladaron al Semefo.

Cabe hacer mención que vecinos del sector dijeron que no conocían al ahora occiso y jamás escucharon ninguna riña, por lo que no descartan que pudo haber sido herido a una cuadra del lugar, donde se reúne una bola de ‘chacales’ bien maloras.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí