Casi los deja ‘Erick-dos’

hace 2 meses
Erick Lara Romero le dio un llegue con su volquete Kenworth al Volkswagen Golf de Guillermo Ponce y un talloncito al Toyota Yaris.

Erick Lara Romero le dio un llegue con su volquete Kenworth al Volkswagen Golf de Guillermo Ponce y un talloncito al Toyota Yaris de José Cáceres, en el cruce de Cobá con Palenque, donde dejó cuatro personas zangoloteadas, pero nada de gravedad.

Orville Peralta / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Ayer a las 7:20 de la mañana los agentes de ‘trancholandia’ ya tenían chamba, pues les pasaron el pitazo de un choque entre tres naves en el cruce de la avenida Cobá con Palenque, cerca de la supermanzana 30.

Dicen las malas lenguas que fueron cuatro personas las que resultaron zangoloteadas, y fueron atendidas por paramédicos de una ambulancia particular y enviadas a una clínica particular solo para su checadita de aceite y toda la cosa.

La mala suerte de estas personas se debió a que Erick Lara Romero, de 30 años, con el volquete Kenworth rojo, engomado 7-SXB-797, que conducía les dio su llegue por ‘detroi’ mientras iban a bordo del Volkswagen Golf azul modelo Matusalén, laminitas MZV-20-56, conducido por Guillermo Ponce Sendo, de 35 años.

La cosa no terminó ahí, pues chismosos juraron por el osito panadero que hubo otra nave con un lleguecito menor, siendo el Toyota Yaris rojo, engomado UVM-920-B, pilotado por José Arturo Cáceres, de 45 años.

Cuando llegaron los efectivos de Tránsito se dieron color de cómo sucedió todo con esos ojitos que se han de comer los gusanos, así que indicaron que el del volquete provocó el efecto dominó.

Fue de las dos naves pequeñas de donde salió el ‘kilo’ de magullados, pero por suerte  llegaron los paramédicos para darles una revisadita. El oficial en turno Ramón Sánchez tomó conocimiento de todo, y por eso mandó las naves al corralón.

Turista morelense tuvo un descuido al manejar su Mini Cooper y pasó sin detenerse en el cruce de la avenida Kukulcán con Ontario.
¿‘Onta-rio’ el alto?

Habitantes de las poblaciones pesqueras Punta Herrero y María Elena solicitaron apoyo al municipio para reparar las viviendas.
Montón a las travesuras de Franklin

Cerrar