Un sujeto cayó abatido por una lluvia de balas en la supermanzana 103, donde sicarios a bordo de una nave lo rafaguearon y enviaron con San Pedro.
Un sujeto cayó abatido por una lluvia de balas en la supermanzana 103, donde sicarios a bordo de una nave lo rafaguearon y enviaron con San Pedro.

Orville Peralta / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Poco más de siete plomazos de un arma de fuego resonaron en la supermanzana 103 ayer a las 3:00 de la tarde, cuando un par de pistoleros en auto le dieron ‘piso’ a un paisano ante la mirada atónita de todo el vecindario.

La paisanada de la 103 humedeció su ropa interior cuando sobre la calle 155, a espaldas del Club Rotario, un par de malosos sacó según sus armas largas desde el interior de un vehículo en movimiento -sin referir características de la unidad- para ultimar de varios plomazos a un pobre vato.

El ataque sucedió 10 minutos después de que en la supermanzana 203 fueran baleadas dos personas, una de las cuales pereció en el lugar y la otra fue enviada al Hospital General.

Según testigos, el individuo que caminaba por la manzana 43 al escuchar las detonaciones trató de salvar el pellejo, pero los plomazos le llegaron por todos lados y terminaron arrebatándole la vida.

El tipo -de complexión delgada, tez morena, de aproximadamente 25 años, que vestía pantalón de mezclilla negro, playera negra y morada y tenis negros- quedó tirado boca abajo sobre la banqueta en medio de un gran charco de sangre sin mover un solo dedo.

Maestros de una escuela primaria cercana quedaron consternados sobre el homicidio, pues aseguraron que al momento de escuchar la tronadera salieron a ver qué sucedía sin alterar a los alumnos, quienes continuaban con las clases del turno vespertino.

La escena del crimen rápidamente se llenó de agentes de la Policía Municipal, Federal y Ministerial, los cuales tomaron conocimiento de los hechos.

Como el cadáver quedó tendido sobre la acera, cuando llegaron los paramédicos de la Cruz Roja solo confirmaron el deceso. Autoridades ministeriales acordonaron todo el perímetro para iniciar las diligencias pertinentes. Peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) se encargaron del levantamiento y traslado del cuerpo a la morgue para practicarle la necropsia de ley.

Cabe señalar que es el primer ataque en esa zona, pues a principios de año dos sujetos fueron baleados a unos metros de esta nueva ejecución, aunque en ese caso sí vivieron pa’ contarlo.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí