Balas acabaron con su vida

hace 1 semana
Gabriel Paz Carro fue encontrado sin signos vitales en una vivienda de la calle Paseo El Limonero, supermanzana 250, donde al parecer lo ‘ajusticiaron’ a balazos.

Gabriel Paz Carro fue encontrado sin signos vitales en una vivienda de la calle Paseo El Limonero, supermanzana 250, donde al parecer lo ‘ajusticiaron’ a balazos.

R. D. / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Gabriel Paz Carro, de 26 años, fue encontrado sin vida en el interior de una vivienda en el fraccionamiento Villas del Mar Plus, por lo que en un momento se pensó que había ‘chupado faros’ a consecuencia de una caída; sin embargo, al pelar bien los ‘oclayos’ los ‘cuicos’ encontraron casquillos percutidos, ayer a las 3:30 de la madrugada.

Las ‘nenas’ del 911 recibieron el pitazo de que había una persona sin vida luego de que supuestamente se cayó de una barda de varios metros de altura y se precipitó al interior de un domicilio ubicado sobre Paseo El Limonero, manzana 23, supermanzana 250.

Así que de volada mandaron al montón de policías para que averiguaran qué ‘Pedro’, y fue en el cuarto de lavado de la vivienda donde encontraron el cadáver de un hombre de tez morena, cabello negro, complexión delgada, de aproximadamente 26 años, el cual vestía playera café, chamarra beige, cinturón, pantalón color arena y sin zapatos. El hombre tenía una entrada de proyectil de arma de fuego debajo de la tetilla izquierda

Rápidamente los uniformados solicitaron la presencia de paramédicos de la Cruz Roja, quienes confirmaron que el sujeto ya se encontraba saludando de beso y abrazo a San Pedro, así que los policías procedieron a acordonar el área.

Minutos después arribó al lugar personal de Servicios Periciales, quienes pelaron bien los ojos y se dieron ‘tinta’ que sobre el piso se encontraban dos casquillos percutidos para un arma de fuego calibre 9 milímetros.

Al cadáver le fue encontrada una identificación a nombre de Gabriel Paz Carro, cuyas características coincidieron con las del occiso, quien como seña particular tiene tatuada una Santa Muerte en el lado derecho del abdomen y en la espalda una cruz con una rosa.

Un ebrio conductor estampó su Golf contra la base de un poste de alumbrado público, al que quizá confundió con el arco de una portería de fútbol.
No pudo meter ‘Golf-azo’

Sergio Rodríguez conducía su autobús Mercedes Benz de la empresa Yellow Bus sobre el Bulevar Kukulcán, pero a la altura del kilómetro 3.5 invadió el carril de un Dina al mando de Luis Romero
‘Animalazo’ en zona hotelera

Cerrar