Armamento de la delincuencia aventaja a la liga de la justicia

hace 7 meses
Pablo Eliseo Ku Uc, policía municipal en activo, cayó abatido bajo una lluvia de 50 plomazos que prácticamente le destrozó el rostro, luego de que par de sicarios descargaron sobre la patrulla en la que dormía, frente a Plaza Solare, el contenido de sus armas largas.

Pablo Eliseo Ku Uc, policía municipal en activo, cayó abatido bajo una lluvia de 50 plomazos que prácticamente le destrozó el rostro, luego de que par de sicarios descargaron sobre la patrulla en la que dormía, frente a Plaza Solare, el contenido de sus armas largas.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Las corporaciones policíacas están en desventaja frente el armamento que está utilizando la delincuencia organizada; en los últimos hechos de violencia registrados han disparado fusiles calibre .223 y 7.62, mientras que en las policías de Cancún su arma reglamentaria es una pistola escuadra calibre 9 milímetros.

En el ataque a la Palapa del Choky ocurrido el 11 de enero y la ejecución de madre e hija, el martes pasado, los sicarios utilizaron armas de grueso calibre; en la escena del crimen los peritos levantaron docenas de casquillos.223.

En el ataque a policías estatales, la noche del pasado miércoles, sobre la avenida Andrés Quintana Roo, la delincuencia demostró su poderío en armamento al disparar un fusil AK-47, conocido como ‘cuerno de chivo’, las cuales utilizan balas calibre 7.62, además de ametralladoras automáticas AR-15, .223.

En la mayoría de los ataques sorpresa contra elementos de las corporaciones policíacas, los grupos criminales han empleado armas largas, como el caso del policía ejecutado en la patrulla 5540, frente a la plaza de Toros en marzo de 2017, donde utilizaron calibres .223 y 7.62.

Ese mismo día, pero en la tarde la comandante ‘Tornado’, de la Policía Municipal de Benito Juárez, sufrió un atentado cuando iba a bordo de la patrulla 5545, donde los sicarios utilizaron fusiles AR-15, hasta una granada les lanzaron, pero para su suerte no se activó. La jefa policiaca y dos de sus escoltas resultaron lesionados.

Otro de los elementos municipales que fue blanco de las armas de alto poder de la delincuencia organizada fue el que murió dentro de la patrulla 5509, en la supermanzana 260, en julio pasado.

Los policías que lograron salir con heridas no mortales y un susto tremendo fueron los de la unidad 5914, quienes fueron emboscados en la supermanzana 92, el pasado 3 de diciembre, donde los delincuentes utilizaron calibre .223.

La licencia colectiva de portación de arma de fuego para los agentes de la localidad en su mayoría es para portar una pistola calibre 9 milímetros, y son muy pocos los que pueden cargar dos, un arma corta (pistola) y arma larga (fusil), calibre .223.