Cancún

Oportunidad para el novato Jesús Hinojosa

Da todo por el Tigre

El prospecto Jesús Hinojosa trabaja fuertemente en los entrenamientos en busca de quedarse con un puesto.
Sintió lo duro y tupido cuando una doña lo embarró en el pavimento

‘Cajeteada’ de doña lo deja embarrado

Erika Arochi iba muy atenta al espejo, al chisme y demás, pero menos al volante de su Ford Escort, por lo que la 'cajeteó', al darle una 'embarradita' en el pavimento a Jesús Campos, quien viajaba con preferencia en su moto Honda.
casi un kilo de yerba entre ambos paquetes retenidos a custodios de cancun

Cachan a ‘pitufines’ con yerba

Se supo que un par de custodios de la cárcel municipal intentaron meter marihuana al penal, oculta entre sus ropas, pero sus nervios los traicionaron y fueron atorados por sus superiores.

Hubo tanda, pero de piquetes

Piquete de corazón le dejaron sus cuadernos a un morrito, por no tener 'feria' para comprar más 'cheves', ya que la morralla que traía no le alcanzaba ni pa' los chicles.

Trágica ‘convevencia’

Con un paisano bañado en harta moronga fue como terminó una 'pari' entre pedernales en la supermanzana 240.

Charro resbaloso

Tremendo 'mayazo' se llevó jinete de mula de acero ayer sobre la avenida cobá a la altura de la supermanzana 31.

Sueño felino

El prospecto local Javier Peralta inició trabajos de entrenamiento con los felinos.

Voló y chimuelo quedó

Un grupo de ‘chuperamigos’ quisieron seguir la fiesta en la azotea de un domicilio de la supermanzana 248 y cuando uno de ellos ayudaba a otro, le ganó el peso y de pura cara azoto en el piso. Del guamazo quedó sin dientes y con ambas muñecas fracturadas.
Hombre sin camiseta, borracho, tirado en la calle, con la cara llena de sangre

De los abrazos a los ‘utazos’

Batido en su propio ‘chocolate' encontraron vecinos de la supermanzana 90 a un chavo que le tocó lo más duro cuando los ánimos se caldearon en una ‘pari’, ya que hasta la ‘feis’ le desgraciaron con un machete.

Casi abraza a ‘San Pedro’

Al ‘chupirul’ Esteban San Pedro Juárez luego de echarse unas ‘kawasakis’ en su cantón se le ocurrió treparse al techo, donde tambaleó y cayó azotando las carnes en el suelo. Por fortuna, vivió para contarlo.