Pecho a pechito: una semana más y contando

hace 5 días
Pecho a pechito: una semana más y contando

¡Ahora sí, rolen las palomitas y los chescos, chamaco!

El Boffas/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- En estos últimos días, el centro de atención se lo llevaron los aspirantes a candidatos independientes para todos los renglones: desde gubernatura, alcaldías y diputaciones locales, con el aderezo de la visita de Margarita Zavala Gómez del Campo –esposa del ex presidente Felipe Calderón- para sostener una reunión con estudiantes de una conocida universidad particular con fuerte esencia panista y, posteriormente, se la pasó recolectando firmas en la Plaza Grande de Mérida con el objetivo de alcanzar las 800 mil y pico requeridas por el Instituto Nacional Electoral (INE) y sus contradictorios consejeros para ser avalada como abanderada presidencial.

La ex panista anda por las 100 mil firmas todavía y el plazo se vence en febrero próximo. ¿Logrará su cometido o fracasará estrepitosamente? Quizá lo mejor hubiera sido una especie de frente, coalición o alianza de independientes; chance y el panorama fuera más claro y con la real posibilidad de acceder al triunfo o, al menos, complicarles el panorama a los más adelantados.

En igual tenor está el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, casi con la misma recolección de rúbricas que Margarita; atrás, el ex perredista Armando Ríos Piter y la postulante indígena “Marichuy”. Sólo un milagro salvará sus aspiraciones para llegar a Palacio Nacional (con Los Pinos como su casa de descanso). Pero no olviden que en la política mexicana hay casos bíblicos como el de “multiplicad los peces”, sólo que aquí, en el país, ya veréis cómo se cuadruplican por miles las firmas. “¡Milagro, milagro!”, gritarán los corifeos horas antes de que venza el plazo para enfrentar a los fariseos del PRI-nosaurio, Panucho-Rex y Peje-triceraptus.

Pero en el plano “boxito”, lo más rescatable fue la inscripción ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPAC) de los ex panuchos Sofía Castro Romero y Santiago Alamilla Bazán; la primera con aspiración para la gubernatura y el segundo a la alcaldía de Mérida.

También le entraron a la “independencia” los muy poco conocidos –al menos en la grilla local- Gregorio Dzul Cetz y Adrián Gorocica Rojas, ambos ex militantes del PRI, para la alcaldía del municipio de Hocabá y a la diputación del cuarto distrito local, con sede en Mérida, en ese orden. Hay otro nombres como Ernesto Maurín Guerrero (cuarto distrito; Mérida); María Magdalena Pool Ku (quinto distrito; Mérida) y Juan Carlos Atrisco Campos (séptima demarcación, también con cabecera en Mérida). Al parecer también con antecedentes de haber militado en partidos políticos, quizá en el tricolor. Aquí, como dicen los supuestos expertos, son “esquiroles” de algún partido político, con fuerte olor a los colores patrios, para bloquear en lo posible las candidaturas de los adversarios panistas.

El plazo para documentar la manifestación o la intención de participar en las elecciones de 2018 vence este lunes 13. Tal vez se registre una “cola” de 20 cuadras para los que quieran ir por la “libre”. La empresaria restaurantera y activista de los derechos humanos, Olga Moguel Pereyra, con intenciones de competir para una diputación en el II distrito con cabecera en Mérida, puede ser la cara más relevante y honesta de la jornada.

Y en cuanto a los ex militantes de Acción Nacional, pues Sofía Castro, ex diputada federal y estatal, requiere por lo menos de 30 mil firmas con plazo hasta los primeros 10 días de diciembre, además de asentar una buena lana en determinado banco y estar avalada por alguna fundación; Alamilla Bazán sólo necesita de 13 mil y pico de rúbricas y los demás requisitos ya mencionados. Se da casi por un hecho de que conseguirán sus objetivos y entonces las campañas tendrán otros “ingredientes” para darle más sabor al caldo electivo.

Ni Sofía ni Santiago –la “dupla SS”- tendrán la oportunidad de triunfar pero, en caso de disponer de una estrategia correcta, podrían dividir el voto de los ciudadanos. La ex legisladora argumenta que no le hará el caldo gordo al PRI para perjudicar a su antiguo membrete partidista, pero con una adecuada asesoría -¿en la mira Roger Torres Peniche de nuevo?- podría atomizar los votos para el potencial Frente Opositor entre PAN, PRD y Movimiento Ciudadano que llevaría como punta de lanza a Mauricio Vila Dosal o a Renán Barrera Concha. No hay de otra.

Quizá lo más adecuado sería un pacto entre Castro Romero y la dirigencia estatal del PAN y, por supuesto, con el que resulte finalmente electo para competir por la “grande”; la dama sostiene que está dispuesta al diálogo con sus ex correligionarios pero, la neta, ella es un misterio acerca de su potencial estructura y seguidores. Tendrá que mostrar sus cartas para analizar si vale la pena algún posible acuerdo.

Por lo que respecta a Santiago Alamilla, ex director del Rastro de Mérida, y fuera de la administración de Vila Dosal por presuntas irregularidades no hace mucho tiempo, el objetivo es la revancha. No puede ser de otra forma. El ex funcionario podrá justificar el discurso que quiera pero allí es una clara “vendetta” personal. Tampoco ganará pero si puede bloquear el camino del panista en cuestión rumbo a la “joya de la corona”, probablemente Cecilia Patrón Laviada –no olvidar que Renán Barrera también la tiene como su opción “B”- y, de paso, restarle votos al abanderado gubernamental siempre que sea Vila Dosal, entonces se dará por satisfecho.

En términos generales se desconoce el potencial que pueda tener la “dupla SS” pero si entra a la contienda, en definitiva, nadie de los llamados consolidados se salvaría de que le bajen, aunque sea, un porcentaje mínimo de sufragios y que le serían de mucha falta al momento del conteo final.

En el PRI todo es felicidad aparente. El sábado se celebró la Asamblea Estatal Extraordinaria donde más de 400 delegados, u algo así, eligieron la Convención entre ellos mismos para designar al candidato a la gubernatura; para las diputaciones y alcaldías habrá un híbrido entre delegados y consejeros políticos. Ay, caray, ¿así se le llama ahora al dedazo –perdón, traslado cómodo de militantes- tricolor?

El líder estatal del PRI, Carlos Sobrino Argáez, se echó su discurso del año y además de asegurar que Rolando Zapata Bello es el mejor gobernador del país y hasta de Latinoamérica, afirmó, entre otras palabras, que los priístas no serán mezquinos con otros priístas. La maravilla partidista. Lo dicho: Carlos junior estaba de muy buen humor.

Así la semana política. Mucho ruido y pocas nueces.

Pechuguitas

Y mientras tanto, algunos priístas que pretenden ser apartados de la contienda siguen con lo suyo. Carlos Pavón Flores, ex dirigente estatal del PRI y actual consejero jurídico del Gobierno, decidió echar la carne al asador en busca de una candidatura federal, ya que los “amigos” que le prometieron el sol, la luna y las estrellas, le quieren jugar chueco. ¿No que los priístas no comen priístas, señor Sobrino Argáez?

Para rematar, Edwin Espadas Cervantes, quien fungiera como director del Conalep en la última etapa del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, también busca su oportunidad para alguna curul local, sea en el distrito uno o tres, con sede en Mérida. También lo pretenden ignorar por estar vinculado con la ex mandataria. Pero tiene ideas frescas y anda movido con un Cine Itinerante que lleva a comisarías y colonias de la ciudad. La carpa cinematográfica es original. Padres que no tienen los recursos suficientes para llevar a sus hijos al cine, andan más que satisfechos. ¿Hay o no mezquindad, don Carlitos?

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que las mezquindades se transformen en bendiciones –se vale soñar-, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]; en Facebook: Luis Antonio Boffil Gómez

 

Dicen que dicen de La Chiquis
Dicen que dicen

¿Qué esperas? Xmatkuil ya abrió sus p...uertas
¿Qué esperas? Xmatkuil ya abrió sus p…uertas

Cerrar