Grandes traumas y éxitos del deporte: el autogol que le costó la vida

InicioEspecialesGrandes traumas y éxitos del deporte: el autogol que le costó la...

Alberto Basto Avilés/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Era una soleada tarde del 22 de junio de 1994. La selección de fútbol de Colombia se medía a Estados Unidos en un partido de Copa del Mundo. Al minuto 35, el mediocampista gringo John Harkes lanzó un centro al área de los sudamericanos y Andrés Escobar, un prominente defensa colombiano, estiró la pierna y ¡pum! introdujo el balón en su propia portería.

Todo el estadio quedó atónito. Incluido el portero Oscar Ramiro Córdoba, quien intentó regresar, pero . El partido terminó 2-1 a favor de los estadounidenses y Colombia, al acumular su segunda derrota del torneo, fue la primera selección eliminada de Estados Unidos 1994.

Unos días más tarde, este autogol le costaría la vida al defensa colombiano. Antes de comenzar el Mundial, las expectativas sobre Colombia eran gigantescas.

El seleccionado cafetalero había calificado a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994 gracias a una histórica goleada 5-0 sobre Argentina en Buenos Aires. Fue tal la conmoción que este marcador había despertado que el mismo Pelé había colocado en su quiniela a los colombianos como una de las selecciones favoritas para ganar el Mundial.

Finalmente el Mundial de Estados Unidos 1994 llegó y los colombianos fueron colocados con el país anfitrión en el Grupo A, que aparentemente era uno de los más fáciles. Rumania, el primer rival de los cafetaleros, los venció 3-1.

Posteriormente, se enfrentaron a la selección anfitriona Al final, Colombia se despediría del Mundial con una victoria 2-0 a Suiza. Pero era demasiado tarde. Ante los ojos del país, el defensa era el principal culpable de la decepcionante actuación de Colombia en el campeonato del mundo.

De regreso a Colombia, dos semanas más tarde, Escobar perdería la vida. El 3 de julio de 1994 Andrés fue ultimado a balazos en el estacionamiento del bar Estadero El Indio. Dos vinculados con el narcotráfico, Pedro David Gallón Henao y Juan Santiago Gallón Henao, discutieron con el futbolista y el chofer de ellos, Humberto Muñoz Castro, se bajó del coche y le disparó a Andrés. Escobar fue llevado al hospital más cercano por gente que estaba cerca, pero falleció 45 minutos después. En ese momento, el Mundial de 1994 aún no terminaba.

A Escobar le faltaban cinco meses para casarse con su prometida Pamela Cascardo. Antes de Estados Unidos 1994, el defensor tenía una oferta en la mesa del A.C. Milán, que en ese momento había ganado la Liga de Campeones de Europa y era el club del momento.

Eran tiempos difíciles para Colombia. Medellín, en aquella época, era considerada una de las ciudades más peligrosas del mundo. Apenas en diciembre de 1993, otro Escobar, el narcotraficante Pablo, fue ultimado en una operación de las fuerzas militares. La versión que gira en torno a la muerte del defensa es que lo mataron los “apostadores del fútbol”.

La selección colombiana fue eliminada tempranamente de Estados Unidos 1994 por el autogol de Escobar y rompió todas las quinielas.

El asesino fue condenado, pero entre beneficios y buen comportamiento, saldría libre en 2005. Legado En honor de Escobar, su familia fundó el “Proyecto Andrés Escobar” con el objetivo de enseñar fútbol a los niños más pobres. Además, se creó la “Copa Andrés Escobar”, para elegir al mejor equipo del fútbol callejero colombiano.

La de Escobar no sería la única muerte de un futbolista relacionada con la delincuencia colombiana. El 11 de febrero de 2004, Albeiro “El Palomo” Usuriaga fue asesinado mientras jugaba cartas en un club nocturno de la ciudad de Cali. Usuriaga, quien jugó de forma breve en el balompié mexicano con Necaxa en 1995, “enamoraba” a la novia de un narcotraficante.

Síguenos en

Síguenos en

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

El ‘Héroe’ de la chocadera

El ‘Héroe’ de la chocadera

El pestañazo del conductor de una camioneta dejó como saldo tres vehículos dañados, incluyendo el del causante, en el fraccionamiento Los Héroes.