Enigmas: Traumática experiencia en Misne Balam

hace 2 semanas
Enigmas: Traumática experiencia en Misne Balam

 

Sitio en donde se fueron a resguardar los jóvenes luego de su traumática experiencia.

Jorge Moreno/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- En los últimos cinco años, la ex hacienda de Misne Balam se ha vuelto muy famosa entre los amantes del tema paranormal, todo a raíz de que un programa de televisión a nivel nacional dio a conocer un video que un grupo de jóvenes meridanos grabaron y en el que aparece un fantasma a plena luz del día.

En esta sección ya hemos hablado dos o tres veces sobre la historia de este sitio. Sin embargo, en esta ocasión presentamos por primera vez un testimonio de cuatro jóvenes del puerto de Progreso que quisieron vivir la “adrenalina del terror” y a punto estuvieron de tener consecuencias por demás graves.

Se trata del joven Manuel V. (me comentó que prefiere el anonimato), quien hace un par de meses en compañía de tres de sus amigos de la preparatoria decidieron ir al “pueblo fantasma” (así es conocido Misne Balam) y acampar en el área del cementerio.

“Queríamos hacer algo diferente, más peligroso, ya habíamos ido dos o tres veces antes pero a lo clásico, llegas, caminas un par de horas entre las antiguas casas, el monte, y te retiras, nosotros decidimos llevar una casa de campaña para acampar y quedarnos ahí una noche completa”.

“En ese entonces todos nos sentíamos muy valientes, y como uno de ellos había sido scout de chico pues pensaba que era fácil llegar y acampar, fue un jueves por la noche, nos llevó otro cuate en su coche, él no se quedó, solo nos hizo el favor de darnos el aventón, es curioso porque cuando nos bajamos y él se iba nos preguntó si no mejor regresábamos a Progreso, pero nosotros en nuestro plan de valientes le dijimos que no, que nos quedaríamos”.

“El caso es que estuvimos dando vueltas, fuimos al área del cementerio, pero por algún motivo en vez de acampar ahí nos fuimos por donde están las casitas y un pozo, ya a eso de las tres de la madrugada nos acostamos y de pronto como si fuera una película de terror sentimos cómo nos empezaron a jalar la casa de campaña, como si algo muy fuerte nos empujara; empezamos a gritar como locos, sentimos que pasó una eternidad, pero al cabo de unos minutos todo se detuvo y salimos”.

“Nos dimos cuenta que la casa de campaña estaba a unos cincuenta metros de donde la pusimos, sin duda no fue un bromista, pues éramos tres dentro de la casa y pues cuanta fuerza tendría el ente que nos arrastró que lo hizo a una velocidad considerable, si fueran algunos bromitas tendrían que haber sido varios y lo hubiéramos notado”.

“Casi de inmediato agarramos nuestras cosas y nos fuimos corriendo al casco de la hacienda, en donde está la parte llena de grafitis, no dormimos obviamente, esperamos el amanecer y nuestro amigo nos fue a buscar, la verdad casi no hablamos de esto por temor a las burlas y sobre todo porque hasta ahora no sabemos qué paso exactamente, pero créanme que jamás lo haré de nuevo”, finalizó.

Como conclusión les puedo decir algo que he visto en toda mi carrera de investigador paranormal, muchos jóvenes (y no tan jóvenes) que sin tener estudios en el tema ni estar capacitados se meten a sitios que son peligrosos y no sólo en cuanto a la presencia de fantasmas o entes malignos (demonios), a veces eso es lo de menos, me refiero a situaciones más comunes como accidentes, picaduras de animales, asaltos, agresiones de personas (vivas), entre otras cosas.

Junto a este pozo hicieron su campamento. Horas después los “arrastraron”.

Dicen que dicen
Dicen que dicen

Enigmas: Un niño fantasma espantó a policías
Enigmas: Un niño fantasma espantó a policías

Cerrar