Vigilancia médica constante

hace 4 meses
No volvera a ser el mismo

Lo nuevo del caso.. Aunque Francisco Echeverría se recupera del golpazo en la cabeza, que recibió cuando una ‘doñita’ que se pasó el alto en el cruce de Felipe Angeles y Lucio Blanco lo arrolló con todo y su ‘burra’ metálica, tendrá que estar bajo supervisión para detectar cualquier secuela.

Enrique Mena / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- A Francisco Echeverría le va a costar trabajo recuperar su vida normal, ya que el golpazo que se metió en la cabeza le produjo traumatismo craneoencefálico, y todo por culpa de una ‘ñora’ distraída que se voló el alto al llegar a la calle Felipe Angeles.

Este paisano de 29 años fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja en menos de lo que canta un gallo porque el daño en su cerebro ya estaba hecho al aporrearse contra la lámina y luego contra el suelo, dejándole la frente con una alcancía de cinco centímetros, rotura de tabique y hasta dientes removidos.

Los que se la rifan ‘retebonito’ son los galenos, porque ya le dieron una buena medicina para que no queden coágulos internos que le vayan a afectar sus cinco sentidos y pueda moverse de manera normal; aunque deberá hacerse chequeos a futuro para detectar cualquier secuela, ya que los golpes macizos en el cráneo deben vigilarse constantemente.

Mientras tanto, se recupera en una cama de sábanas esterilizadas con vigilancia de las ‘enfermebuenas’ del Hospital General en lo que sella su huesito y se puede ir a su chante a descansar.

Como se recordará, anteayer circulaba de sur a norte sobre la calle Felipe Angeles, pero al llegar al cruce con Lucio Blanco se aporreó contra el costado izquierdo de una Jeep Liberty que no hizo su alto y allí quedó tendido semiinconsciente.

Atorado
‘Súper Can-ijo’ atorón

Balacera
Levantón con persecución

Cerrar