Tras escuchar toda la historia, los ‘azulejos’ dejaron el caso en mano de ‘ministeriosos’, quienes determinarán si es verdad o mentira.

Redacción/ De Peso
CHETUMAL.- Una doñita pidió el apoyo de los guardianes del orden, luego de que su marido le contó que minutos antes fue privado de su libertad por un grupo de encapuchados que viajaban en un taxi; aunque trascendió que el presunto afectado inventó la historia para que su mujer no lo regañara por andar de borracho.

A eso de las 11:00 de la noche del lunes, los ‘cuicos’ se dejaron caer a la calle Guanajuato entre Durango y Colima, en la comunidad de Calderitas, donde los estaba esperando doña María Uh, de 30 abriles, quien dijo que su esposo, de nombre Gilmer ‘P’, de 29 años, salió por la mañana a ver un trabajo de albañilería; sin embargo, ya entrada la noche llegó a su casa en compañía de un ‘vato’, ambos en una motocicleta y borrachos.

La mujer dijo a los policías que su ‘mariado’ le contó que al estar regresando a su casa, un taxi March lo alcanzó, sin que pudiera ver el número económico o de placas, a donde lo subieron y trasladaron hasta el poblado Luis Echeverría; sus captores lo acusaban de que en días pasados se robó un taxi.

Pero minutos después se dieron cuenta de que lo confundieron, por lo que lo regresaron a Calderitas, donde se encontró con su amigo el motociclista y fue este quien lo llevó de regreso a casa.

Tras escuchar toda la historia, los ‘azulejos’ preventivos dejaron el caso en mano de los ‘ministeriosos’, quienes tendrán que resolver el misterio de si fue realidad o un cuento del machín para evitar los sartenazos.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí