cajero
Fue hasta  las 2:00 de la tarde de ayer, que los ‘ministeriosos’ lograron sacarle la sopa a uno que dijo dónde estaba la casa de seguridad.

Redacción/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Unos ratas de dos patas se robaron un cajero automático que se encontraba en el interior del ‘HospiGen’ durante la madrugada, tres ‘caones’ que se pusieron bien ‘pellejos’ al momento de escapar, fueron detenidos por los ‘polizontes’ y tras ser interrogados, ‘despepitaron’ donde estaba el jugoso botín.

Como de ‘peli’ de ‘Holigud’ estuvo el relajo ya que los maloras se metieron al Hospital General para robarse un dispensador de lana que se encuentra en dicho nosocomio, los hijos de su ratona ‘máuser’, encañonaron a los empleados y los ‘veladuerme’ del lugar para cometer el atraco, así como a un guardia y una vendedora de autos que chambean enfrente.

Los ‘deshechos’ comenzaron a eso de las 3:30 de antenoche, cuando al número de emergencias 911 se comunicó una doñita que estaba al interior de la clínica, y decía que oyó ruidos, por lo que corrió a esconderse, la ‘ñora’ comentó que unos vatos estaban arrancando la caja de billetes y que la subieron a una troca, pero que antes que pelaran gallo, escuchó que uno de ellos gritó que la ‘ley’ ya venía.

Fue así que los malandros lograron huir escasos minutos antes de que llegaran los azulejos, aunque no todos escaparon, ya que uno de ellos que mantenía sometidos a otros de los empleados, se quedó dentro del lugar.

Al aterrizar los pitufos fue apañado, uno más fue pescado cuando se echaba a correr casi a 30 metros de la entrada del hospital, y otro, cuando corrió entre las naves estacionadas, de los otros no se supo.

Los ‘matutes’ mantuvieron un operativo de búsqueda, para dar con los otros, pero no fue hasta las 5:00 de la mañana que lograron ubicar una nave presuntamente ligada con el robo en las inmediaciones de la colonia Fovissste tercera etapa, aunque las autoridades aún no lo confirman.

Fue hasta  las 2:00 de la tarde de ayer, que los ‘ministeriosos’ lograron sacarle la sopa a uno que dijo dónde estaba la casa de seguridad, que se ubica en la calle Subteniente López, entre Polyuc y Petcacab, hasta donde la ‘cuicada’ se dejó caer y dieron con el aparato que estaba sin abrir, pero los ladrones ya no estaban ahí.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí