Un lleguecito bastó para que dos motonetos aporrearan sus ‘puerquecitos’ contra el pavimento de la avenida Maxuxac con Javier Rojo Gómez, luego de que el chofer de un Sentra se voló el alto de disco.
Un lleguecito bastó para que dos motonetos aporrearan sus ‘puerquecitos’ contra el pavimento de la avenida Maxuxac con Javier Rojo Gómez, luego de que el chofer de un Sentra se voló el alto de disco.

Pedro Amador / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un accidente de tránsito dejó a dos motonetos con uno que otro raspón y sin su helado favorito, ya que iban bien ‘tranquis’ hacia su ‘chante’ cuando ¡mocos!, un conductor les dio su buena revolcada, ya que él no podía darse el gusto de comer tantas calorías.

A las 6:30 de la tarde de ayer, una parejita iba derrochando ‘amorsh’ en el lomo de su Italika roja con negro, matrícula VDH8D, sobre la avenida Maxuxac y al llegar al cruce con Javier Rojo Gómez al chofer del Nissan Sentra blanco, placas UTD-097-D, le valió un pepino el alto y los golpeó levemente con los fierros de su unidad.

En consecuencia la moto cayó al pavimento junto con sus dos jinetes, quienes se pusieron muy molestos porque no pudieron darle ni un lengüetazo a su postre, por lo que llamaron al 911 para solicitar el apoyo de los ‘tranchos’.

Al lugar llegaron los ‘matutes’ al mismo tiempo que los ‘uremitos’, quienes les dieron los primeros auxilios, indicando que ambos ‘charritos’ se encontraban en perfectas condiciones.

Mientras tanto, el ‘chofi’ de la nave llamó a su aseguradora para que se hiciera cargo de los daños y gastos médicos, por lo que a final de cuentas los involucrados llegaron a un arreglo en el lugar de los ‘deshechos’ y con eso el ‘pex’ se disipó.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí