Por sus celos se convirtió en un homicida

hace 3 meses
Alfonso mató a cuchilladas a su ex novia, Eliazith y a la hermanita de esta, en un chante de la calle Pacto Obrero Campesino, en el fraccionamiento Las Américas III.

Alfonso mató a cuchilladas a su ex novia, Eliazith y a la hermanita de esta, en un chante de la calle Pacto Obrero Campesino, en el fraccionamiento Las Américas III.

Jorge Uc / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un sujeto enloquecido por los celos, asesinó a cuchilladas a su exnovia y excuñada, en una vivienda situada en el fraccionamiento Las Américas III, ayer a las 11:00 de la mañana y luego se ahorcó en el baño.

Se supo que doña Isis O.R. acudió a casa de sus primas, ubicada sobre la calle Pacto Obrero Campesino entre Canadá y Primitivo Alonso Alcocer, debido a que Eliazith Sinait V.O., de 19 años, no se había presentado a trabajar en Plaza Bahía, y estaba preocupado por ella.

Al llegar e ingresar, ya que la puerta estaba abierta, visualizó colgado en el tubo de la regadera a Alfonso Abbiel J.E., de 21 años.

Al revisar los cuartos, vio tirada en el piso a Eliazith Sinait con manchas de sangre y una herida en muñeca de la mano izquierda, ya sin vida, y a su otra prima, Yazmín Janice V.O., de 18 años, de igual forma, sin signos vitales y tirada boca arriba.

La asustada mujer llamó a su esposo y posteriormente a los ‘polis’, quienes llegaron de boleto para acordonar el área y esperar la llegada de los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) para la recolección de evidencias y el levantamiento de los tres cadáveres.

Trascendió que Alfonso Abbiel sostuvo una riña con Yazmín Janice, con quien terminó su noviazgo hace tres semanas, pero por los malditos celos que lo consumían, fue a buscarla y la apuñaló en varias ocasiones, sin embargo, la segunda mujer trató de intervenir, pero también probó el fierro. Ambas perdieron la vida a manos de Alfonso.

Luego de cometer el doble crimen, al asesino le dio cargo de conciencia que no pudo con él y decidió privarse de la vida por medio del ahorcamiento.

“En la madrugada escuché gritos, oí a una chava que a cada rato gritaba, pero me dije, si yo lo escucho y estoy lejos, me imagino que los vecinos ya habrán llamado a la patrulla”, dijo una vecina.

Los tres cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) y la vivienda fue encintada por  los ‘cuicos’ para su resguardo, en lo que los ‘ministeriosos’ llevan a cabo las investigaciones.