Por su esposa le pusieron las esposas

hace 1 semana
Sujeto a quien se le subió el 'chupe' a la cabeza terminó en el 'fresco bote' por ponérsele salsa a su mujer.

Sujeto a quien se le subió el ‘chupe’ a la cabeza terminó en el ‘fresco bote’ por ponérsele salsa a su mujer.

Pedro Amador / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un ‘albañiloco’ originario de Chiapas, la tierra donde se dan los hombres, llegó bien “chachalaco” a su ‘cantón’, en la colonia Los Monos, donde quiso imponer su ley, pero como su doña ya sabe de qué pie cojea, de volada pidió la presencia de la ‘liga de la justicia’ para que lo pusieran quieto.

A las 11:40 de antenoche, doña María ‘R’, de 41 años, llamó al número de los guardianes de la ley y el orden, ya que su ‘pior es nada’ de nombre Marcos ‘A’, de 50 años, había llegado a su jacal, ubicado en la calle Agustín Romero con Laguna Om, en completo estado de putrefacción etílica.

Sin embargo, en lugar de acostarse a dormir como cualquier borracho “decente”, el fulano se puso impertinente con doña Mari, quien no perdió el tiempo e hizo señales de humo para que aterrizaran los ‘cuicos’ estatales, quienes no tardaron en hacer su entrada triunfal.

Una vez en el lugar, los ‘pitufos’ le pusieron las esposas a don Marco, lo treparon a una ‘trulla’ y le dieron un paseo por casi toda la ciudad hasta dejarlo tras las rejas del calabozo municipal, donde fue multado con tres mil varos por el juez cívico, pero como andaba bien ‘bruja’ se quedó ‘entambado’ por las 36 horas correspondientes.