Por fortuna no la ‘Matus’

hace 3 meses
Adelaida Mis Ek pedaleaba su ‘bicla’ sobre la calle Carey, en la colonia Tumben Cuxtal, pero al llegar a Codorniz se pasó el alto y fue embestida.

Adelaida Mis Ek pedaleaba su ‘bicla’ sobre la calle Carey, en la colonia Tumben Cuxtal, pero al llegar a Codorniz se pasó el alto y fue embestida por Juan Antonio Matus, quien circulaba junto con su familia en su Jeep y no pudo evitar golpear a la chica.

Jorge Uc / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- La ciclista Adelaida Mis Ek, de 18 atropellados años, ignoró su alto cuando pedaleaba en calles de la colonia Tumben Cuxtal y fue arrollada por el conductor de una troca; paramédicos de la Cruz Roja, la trasladaron al Hospital General para su atención.

Exactamente a la 1:00 de la tarde de ayer, policías y peritos de Tránsito, así como paramédicos de la Cruz Roja fueron informados por las ‘mamirriquis’ del número de emergencias 911 de un accidente vial con lesionados en el cruce de las calles Codorniz con Carey, en la colonia mencionada.

Los paramédicos atendieron a una joven de 18 años identificada como Adelaida Mis Ek, quien refería fuerte dolor en la pierna izquierda, principalmente en el tobillo, ya que fue la extremidad donde recibió el impacto de la troca, por lo que fue empaquetada y llevada de urgencia al Hospital General para un escaneo de esqueleto más a detalle.

De acuerdo con la mecánica de los hechos, los peritos determinaron que Juan Antonio Matus Gil, de 34 años, conducía su troca Jeep Grand Cherokee blanca, matrícula USW-453-E, de poniente a oriente por la calle Codorniz con preferencia, ya que llevaba a su familia de paseo a la Bahía.

Pero al llegar al cruzamiento con la calle Carey, Adelaida, quien pedaleaba su bicicleta rosa de montaña, ignoró el disco de alto e invadió el claro de la intersección, por lo que fue impactada por la troca de Juan Antonio, el cual por fortuna conducía a velocidad moderada; sin embargo, el golpe tiró a la chica de la bici dejándola sumamente adolorida.

El padre de Adelaida arribó al lugar pero se negó a llegar a un acuerdo con Juan Antonio, ya que exigía que el afectado pagara los gastos médicos de su retoño, además de los daños que sufrió la bicicleta, por lo que los peritos determinaron enviar al corralón ambas unidades para el deslinde de responsabilidades.

El séptimo ejecutado del onceavo municipio cayó cuando fue baleado en la calle 7 con Timón, en casa de su amigo.
En la calle Timón: ¡Pum!, baleado

Solo fue un rozón
Solo fue un rozón

Cerrar