Chicuela prendió una veladora para la buena suerte, pero todo le salió del nabo.

Redacción / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Joven mujer sufrió la pérdida de todos sus muebles, ya que la veladora que había prendido para la buena suerte se consumió e incendió el buró en donde estaba colocada, propagando el fuego en toda su recamará dejando chamuscado lo más preciado de los tesoros o sea,  su colchón del cuchiplancheo.

El ‘desmóder’ fue a las 11:00 de la mañana cuando una chaparrita cuerpo de uva, de 25 años, solicitó ayuda de los ‘bomberawers’, pues su chante estaba en las llamas del averno por un accidente.

Los vulcanos se pusieron el traje de ‘valientes’ y se dirigieron en chinita loca a la calle Rómulo Díaz de la Vega esquina Tecnológico de Tuxtla en el fraccionamiento Bicentenario, para controlar el siniestro.

Los vecinos controlaron el fuego a cubetazos, pero aún quedaban chispas que podían reavivarlo, por eso los manguerudos  sacaron sus cosotas largas, gruesas y  húmedas que tiran chorro, para acabar con el peligro.

La afectada argumentó que puso su vela pa’ que le vaya bien en el amor, dinero y la suerte, pero olvidó tener cuidado y por eso la vela arrasó primero con el buró y todo lo demás, lo bueno es que la situación fue controlada y la damita lloró sus penas.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí