El kilo de autoridades de todos colores y sabores se dejaron caer un cantón de la Payo Obispo para calmar una pelea de mujeres.

Redacción / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Par de mujercitas se agarraron de las greñas antenoche en la noche en la colonia Payo Obispo, luego de que una de estas se enteró que otra morra le estaba pedaleando su ‘bicla’ sin saber que el vato ya tenía correa de metal.

Los ‘deshechos’ pasaron anteayer en un jacal de la avenida Maxuxac con calle Tórtola, ahí una pareja disfrutaba de su cena, pero el romántico momento fue interrumpido por un misterioso: ‘toc, toc’ de la puerta.

La gran señora salió a atender el llamado, en ese instante sus ojos se tornaron color rojo fuego y vio de arriba hacia abajo a una fulana, quién llegó a reclamar que el semental con  pies del número cinco que estaba ahí adentro también era de ella.

La inesperada visita tenía tijeras en mano amenazando con usarlas  en cualquier instante, fue en eso cuando inició el alborto y se escucharon gritos e insultos, acaparando la atención de los chismosos quienes se enteraron de la telenovela dos mujeres un camino.

De los ‘ingadazos’ ambas damitas acabaron jaladas del chongo, pero el ‘chou’ movilizó al kilo de agentes policíacos  quienes aconsejaron a las chamacas bajarle de ovarios y dejar de hacer el ridículo, pues en el mundo hay más ‘caones’ y  más dotados de ‘amors’. ‘Ponecuritas’ de la Unidad Médica de Bomberos llegaron y los ‘polis’ pidieron a la ‘otra’ retirarse o se la llevarían detenida.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí