‘Pedro’ qué buena aporreada

hace 4 meses
A bordo de su Yamaha viajaba Pedro Mex, quien terminó dándose una buena aporreada tras estamparse en el cofre de una nave.

A bordo de su Yamaha viajaba Pedro Mex, pero en el cruce de Petcacab con Erick Paolo un chafirete asomó el frente de su unidad y este se estampó, voló por arriba del cofre y terminó bien magullado en el piso.

Enrique Mena / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Don Pedro Mex quedó con los huesos destartalados luego de volar por los aires y aporrearse gacho contra el suelo, porque cuando viajaba en su moto chocó contra un taxi que asomó de más la ‘trompa’.

Los ojitos que se paseaban por la colonia Solidaridad vieron cómo el ruletero Carlos Crispín agarraba el volante de su Nissan Tsuru latas 18-44-TRZ, de norte a sur sobre la calle Petcacab, pero al llegar al cruce con Erick Paolo Martínez no frenó al límite y dejó un poco salido el frente de su unidad entre camellones.

Desafortunadamente el motoneto circulaba de poniente a oriente sobre la avenida Erick Paolo Martínez y con preferencia de paso en su ‘pedorra’ Yamaha rojo con negro, matrícula RFX6L, y justo cuando el chafirete asomó la ‘trompa’ ¡moles!, el golpe fue inminente.

Dos que tres paisanos chismearon que el don motorizado voló tres metros por encima del cofre del taxi y luego aporreó toda su humanidad contra el piso, por lo que pidieron ayuda al número de emergencias 911.

‘Ponecuritas’ de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) llegaron volando en su ‘chillona’ para empaquetar a Pedrito y de volada darle raid al Hospital General para el debido acomodo de esqueleto y verificar qué tan amolado quedó.

El taxista se montó en su ‘macho’ y no quiso llegar a un arreglo con el herido en el lugar, por lo que fue llevado a Tránsito para el deslinde de responsabilidades, tal como lo establece el reglamento.

Casi le dan las llaves, pero de las puertas de San Pedro a un sujeto atacado a plomazos en la cerrajería Alfa y Omega, por un sicario.
‘Omega-nó’ el sicario

Como chatarra carbonizada quedó una moto en la colonia Centro, cuando el dueño intentó encenderla y se originó un cortocircuito.
Un chispazo la calentó

Cerrar