Ebrio conductor de una Ford Ranger ocasionó un accidente en el cruce de Laguna de Noh-bec con Laguna Virtud, donde se cruzó en la trayectoria del ciclista Geovani ‘N’, quien se dio un buen porrazo.
Ebrio conductor de una Ford Ranger ocasionó un accidente en el cruce de Laguna de Noh-bec con Laguna Virtud, donde se cruzó en la trayectoria del ciclista Geovani ‘N’, quien se dio un buen porrazo.

Redacción / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Joven ciclista salió volando por los aires y azotó como costal de papas en el pavimento, luego de darle un besito a la troca que conducía un ‘compañebrio’ de las ‘chelas’ en la colonia Lagunitas, ayer a las 8:00 de la noche.

Vecinos de la calle Laguna Noh-bec gritaron que Geovani ‘N’ había aporreado su ‘puerquecito’ sobre dicha vía, donde lloraba porque su brazo y hombro derechos le dolían ‘reteharto’, por lo que en menos de un segundo chismearon el accidente al número de emergencias 911.

Los ‘curitos’ de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) llegaron quemando llanta y en un dos por tres subieron al lesionado a la tablita de la vida, para luego treparlo a la ‘chillona’ y hundir el acelerador directo y sin escalas al Hospital General.

Al arribar los ‘azulitos’ de la Dirección de Tránsito se enteraron que el chofer de la Ford Ranger verde, engomado SZ-8179-F, rodaba de norte a sur sobre Laguna Noh-Bec, pero al llegar a la calle Laguna Virtud no pisó el freno y ¡mocos!, se escuchó el ‘mameyazo’.

Las lenguas viperinas, que nunca faltan, sopearon que el ‘chofi’ andaba hasta las manitas de borracho, por cual los uniformados le dieron ‘raid’ a sus “cómodas” instalaciones para realizar el deslinde de responsabilidades respectivo.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí