La mujer recalcó que la relación con sus vecinos no es buena y que por eso llamaron a la policía.

Redacción/ De Peso
CHETUMAL.- Una doñita que fue a ver a su ‘pior es nada’ al Cereso dejó encerrados a sus ‘chavitos’ en su casa, ubicada en el cruce de la calle Payo Obispo con avenida Nicolás Bravo durante la tarde de ayer, los vecinos escucharon los llantos de los morritos y no tardaron nadita en reportar el hecho a las orejitas del 911.

Todo pasó a la cuatro de la tarde cuando los colonos pidieron auxilio, porque decían que unos chamaquitos estaban en abandono.

Los agentes hablaron con uno de los niños y dijo que su ‘jefecita’ había ido a visitar a un ‘vato’ en el ‘tambo’, pero no iba a tardar nadita.

Las autoridades cuestionaron a los infantes si ya habían probado bocado y estos respondieron que ‘simón’.

Fue en ese instante cuando la doña se asomó y al ver a la policía en su casa dijo que de ninguna manera se iban a llevar a sus hijos, además recalcó que sus vecinos son unos chismosos, por eso despidió a los policías y se encerró en su casa pa’ olvidar el trago amargo.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí