Libraron la muerte

hace 4 meses
El conductor de una Voyager que al parecer conducía alcoholizado sobre la vía Felipe Carrillo Puerto-Chetumal, perdió el control de su troca.

El conductor de una Voyager que al parecer conducía alcoholizado sobre la vía Felipe Carrillo Puerto-Chetumal, perdió el control de su troca, por lo que invadió el carril contrario y se estampó de frente contra un Fiat Palio.

Cristhian Novelo / De Peso

FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Un aparatoso accidente vehicular se registró la tarde de ayer en el tramo Felipe Carrillo Puerto-Bacalar a la altura de la comunidad de Andrés Quintana Roo, donde el conductor de una camioneta perdió el control e invadió el carril contrario, lo que causó el encontronazo con otra nave.

El percance fue pasadas las 4:30 de la tarde, en las cercanías de la comunidad mencionada, donde el conductor de una camioneta Chrysler Voyager color vino, matrícula URK-785-D, presuntamente circulaba a exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol.

El sujeto al parecer perdió el control de su unidad, por lo que invadió la vía contraria, donde un Fiat Palio rojo, sin matrícula, terminó como acordeón tras impactarse con la troca.

Debido al severo choque, el conductor de la pequeña unidad quedó prensado entre los fierros retorcidos, por lo que policías y socorristas de la Cruz Roja se encargaron del rescate, y luego de sacarlo de la nave fue trasladado al área de urgencias del Hospital General, mientras que su acompañante únicamente resultó policontundido.

El conductor y el pasajero de la Voyager también fueron trasladados al Hospital General para su valoración médica de rigor; en tanto, agentes de la Policía Federal División Caminos se encargaron de hacer las diligencias correspondientes para enviar ambas unidades al corralón, donde permanecerán hasta efectuarse el peritaje correspondiente que determinará responsabilidades.

Una mujer quiso esquivar un encontronazo con el conductor de un vehículo que se voló la luz roja del semáforo, pero acabó embarrada en una columna
Evitó un trancazo y terminó en otro

Los llamados falsos generan pérdidas de al menos 14 mil pesos al mes en gastos de combustibles para las corporaciones policíacas.
Reportes falsos, gasto innecesario

Cerrar