La ‘temblorina’ dejó pocos daños (Video)

hace 6 meses
socavon

El sismo que se dejó sentir en esta ciudad dejó como saldo un hoyanco en un ‘chante’ vacío y cuarteaduras en un hotel, en tanto que ‘sculs’ de la zona cañera resultaron con deterioros; tres personas se reportaron con crisis nerviosa.

Pedro Amador/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Luego del susto que se llevó la paisanada por el temblor que se sintió antenoche, los chetumaleños regresaron a sus actividades normales, aunque una vivienda registró un socavón y un hotel cuarteaduras en sus paredes; escuelas de la zona cañera resultaron dañadas y tres personas sufrieron crisis nerviosa.

El fuerte sismo de 7.8 grados en la escala de Richter que sacudió Honduras, afectó una vivienda no habitada y un hotel de esta ‘capirucha’, mientras que primarias y kínderes de Palmar, Cacao, Sabidos, Javier Rojo Gómez, y Álvaro Obregón Nuevo sufrieron cuarteaduras en paredes, techos y pisos.

Roger Peraza Tamayo, secretario general del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, dijo que Protección Civil señaló que dicho centro de hospedaje, ubicado sobre la avenida De los Héroes, continuará en funciones toda vez que las cuarteaduras que presentó en muros no representan peligro alguno.

A pesar de que en el ambiente se percibía el temor de que ocurriera un tsunami en las costas del estado, la mayoría de la paisanada durmió a pierna suelta, mientras que ‘bomberawers’, al mando de Reynaldo Vargas Canché, en coordinación con ‘protectitos’ estatales realizaron recorridos de prevención por toda la ciudad y la alcaldía de Mahahual.

Durante las primeras horas de la mañana el Bulevar Bahía se llenó de gente practicando deporte y más tarde los comercios abrieron de manera normal.

En tanto, al Palacio de Gobierno, construido en la década de los 40, los empleados ingresaron a trabajar una hora más tarde, debido a que personal de Protección Civil Estatal, Ifeqroo y el ingeniero Marco Antonio Poot Lima, del Instituto Tecnológico, le dieron su buena checada para descartar posibles daños.

Norman Macliberty Pacheco, director de la Dirección de Protección Civil municipal, informó que tras una evaluación exhaustiva en todas los edificios y mercados públicos se confirmó que no hubo daños estructurales que pudieran representar peligro para los ciudadanos.