En una brecha apareció la taxista

hace 1 mes
Hallan a una taxista de 'chetuyork' desaparecida, pero muerta y tirada en una brecha.

Hallan a una taxista de ‘chetuyork’ desaparecida, pero muerta y tirada en una brecha.

Pedro Amador / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un hombre mató a su pareja 30 años mayor que él y quemó su cuerpo, el cual arrojó en una brecha a 10 kilómetros de donde la carretera federal 307 hace entronque con la que va a la comunidad de Subteniente López, según las primeras investigaciones del caso. La occisa era taxista y sus familiares la reportaron como desaparecida desde el pasado lunes.

Anteayer los ‘cuicos’ aseguraron a tres sujetos debido a que, en estado de ebriedad se peleaban las autopartes de un Chevrolet Matiz, habilitado como el taxi número 1715, plaquetas 15-29-TRZ, en el campo de futbol de La Presumida, en el municipio de José María Morelos; como no pudieron acreditar la propiedad de la nave, los ‘polis’ sospecharon que era un robada y fueron puestos a disposición del Ministerio Público en esta ‘capirucha’.

Lo raro de caso fue que no encontraron a la conductora de la unidad de pasaje, identificada como Silvia Beatriz Martín Castillo, de 59 años, por lo que el lunes emitieron la alerta ‘Alba’ pidiendo el apoyo de la paisanada para su búsqueda; al llamado se unió el gremio de la ‘flema amarilla’.

Trascendió que tras una ‘collaziada’ a los detenidos, estos ‘boquearon’ que la asesinaron y que el cuerpo lo quemaron en un vieja casa, ubicada sobre la antigua autopista a Bacalar, a 10 kilómetros del entronque de la carretera federal-Subteniente López, por lo que al lugar se dejaron caer los misteriosos a las 10:00 de la mañana de ayer, pero con mucho sigilo.

Un ‘pajarito’ que canta bonito dijo que doña Silvia tenía un ‘novillo’ de 26 años con quien ingería bebidas embriagantes, incluso en alguna ocasión la tuvieron que rescatar, cuando se encontraba en casa de él, en el fraccionamiento Enrique Ramírez y Ramírez, al parecer, bajo los influjos de enervantes y según los primeros datos recabados, la última vez que la vieron con vida estaba con él, por lo que es el principal sospechoso.

“En ocasiones no llegaba a su casa dos o tres días, pero sabían que estaba con él, sin embargo, esta vez definitivamente no llegó; hasta que nos enteramos de que apareció el taxi, el cual estaban desvalijando en el poblado de La Presumida”, indicó el ‘pajarillo’.

Autoridades ministeriales investigan a fondo para, con pruebas contundentes acreditar que el novio de doña Silvia fue el autor del asesinato, junto con sus ‘compas’ de parranda, mismos que ya se encuentran tras las rejas y en los siguientes días sean presentados ante el juez de control.