Damita atacada por un ‘taxicario’

hace 7 meses
Tras ser acuchillada en cabeza y cuello, y abandonada a mitad de la carretera a Luis Echeverría por un taxista y su compinche’, para despojarla de una bolsa y su celular, Karina Balam Ku sobrevivió al cobarde ataque y logró pedir ayuda para seguir con vida.

Tras ser acuchillada en cabeza y cuello, y abandonada a mitad de la carretera a Luis Echeverría por un taxista y su compinche’, para despojarla de una bolsa y su celular, Karina Balam Ku sobrevivió al cobarde ataque y logró pedir ayuda para seguir con vida.

Pedro Amador / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Como Santo Cristo quedó una damita de 28 años, después de que fuera asaltada con violencia por un taxista y su acompañante, en la carretera a Luis Echeverría, la mañana de ayer.

Según se supo, Karina Balam Ku abordó un Nissan Tsuru disfrazado de taxi en Calderitas (cuyo número no recordó) con la intención de dirigirse al fraccionamiento Las Américas de esta ‘capirucha’ y todo iba bien hasta que salieron a carretera y se dirigieron a la comunidad referida.

Tras esconderse en una zona de maleza, el chafirete y un compinche la hirieron varias veces con un cuchillo para despojarla de una bolsa con sus pertenencias, entre ellas su ‘celuloco’; una vez que lo consiguieron los ‘hijuesú’  se dieron a la fuga abandonando a su víctima en medio del monte y mortalmente herida.

Sin embargo, un rato después y como pudo, Karina se arrastró hasta la carretera donde se topó con dos motociclistas que la vieron salir de entre la maleza, la ayudaron y se comunicaron de inmediato al número de emergencias 911 pidiendo que les enviaran una ambulancia de boleto, y fue a las 4:34 de la tarde de ayer cuando los paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) se enteraron; un rato después arribaron en una ‘chillona’, estabilizaron a la ‘doñita’ y la llevaron al Hospital General para su atención médica.

Trascendió en el nosocomio que Karina no fue violada, ni estaba tomada; el ataque le dejó de recuerdo desprendimiento parcial de la oreja izquierda, cinco heridas en el cráneo, fractura de mandíbula y una cortada en el cuello.