malix
Sobre la avenida Ignacio Comonfort, el conductor de un Tiida giró a su derecha para no arrollar a un peludito y le pegó a un Jetta estacionado.

Redacción/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un ‘compa’ que iba hecho la mocha en su nave la ‘cajeteó’ bien gacho, pues al ir sobre la avenida Ignacio Comonfort perdió el control y se estrelló en la ‘retaguardia’ de un carrito que estaba estacionado.

El tremendo ‘despapaye’ fue reportado al número de emergencias 911 por varios automovilistas que vieron el guamazo, así que de volada pasaron el chisme a los ‘pitufines’ estatales, quienes se trasladaron al lugar y al ver las arrugadas latas, se quedaron con la boca abierta debido a que a ojo de buen cubero, los daños materiales ascendían a los 45 mil ‘morlacos’.

Resulta que el conductor del Nissan Tiida blanco, iba como alma que lleva el diablo de poniente a oriente, pero al llegar al cruce con la calle Heriberto Jara, vio a un perro pasar y dio un volantazo pa’ no atropellarlo; sin embargo, le costó bien caro porque al dirigirse hacia su derecha se embarró en la ‘colita’ de un Volkswagen Jetta color dorado, matrícula UUE-689-D, el cual estaba estacionado.

Por suerte, nadie resultó lesionado y el responsable dijo que llamaría a su seguro para que se hiciera cargo de pagar todos los daños que causó, por lo que finalmente los involucrados firmaron un acuerdo de conformidad y el responsable se fue con su multa por falta de precaución.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí