El chofer acabó con una herida de aproximadamente 12 centímetros en la ‘sesera’ y fue trasladado a la clínica particular Campestre.

Redacción / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Jehú González Peralta, de 32 años, sufrió una brutal volcadura debido a que le ganó el sueño mientras conducía hecho la raya sobre el asfalto mojado en el tramo Chetumal-Bacalar, a eso de las 4:30 de la tarde de ayer.

Trascendió que al ‘compa’ le urgía llegar a Chetumal, de donde es originario, procedente de Bacalar, por lo que conducía como alma que lleva el diablo rebasado los límites de velocidad de su Nissan Tiida gris, placas UTJ-911-D, sobre la carretera federal 307, sin saber que estaba a punto de sufrir una aparatoso accidente.

Tres kilómetros antes de llegar a la comunidad de Xul-Ha, el cansancio venció a Jehú y cerró los ojitos unos segundos, tiempo suficiente para que perdiera del control, diera varias volteretas hasta acabar seis metros dentro de un área de maleza, aprisionado entre los fierros retorcidos de su unidad.

Algunos conductores que vieron el ‘chou’ llamaron de volada al 911, por lo que las chicas del número de emergencias enviaron en ‘tinga’ a los rescatistas de Emergencias Médicas del Sur.

El chafirete acabó con la ‘chola’ como alcancía, ya que tenía una herida de aproximadamente 12 centímetros, además presentó trauma de tórax debido al fuerte ‘utazo’ que se llevó, por lo que fue trepado a la ‘chillona’ y trasladado de emergencia a la clínica particular Campestre, donde fue recibido de ‘balazo’ por los batas blanca.

Al lugar acudieron los ‘federicos’ y resguardaron el área, mientras que el chafirete de la grúa realizaba las maniobras para sacar de la maleza lo que quedó del Tiida, para luego ser trasladado al corralón en lo que se llevan a cabo las investigaciones.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí