Habitantes de Nicolás Bravo robaron la carga del remolque, de un tractocamión accidentado, valiéndoles ‘cacahuate’ que estuvieran los rurales y ‘federicos’.
Habitantes de Nicolás Bravo robaron la carga del remolque, de un tractocamión accidentado, valiéndoles ‘cacahuate’ que estuvieran los rurales y ‘federicos’.

Redacción / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Trailero y su familia resultaron con lesiones no graves, luego de que salió de la carpeta asfáltica y volcó sobre su costado derecho el ‘mostro’ de metales que manejaba, después de que otro mastodonte lo rebasó, a las 7:00 de la mañana de ayer, en la carretera federal 186 Chetumal-Escárcega, tramo Nicolás Bravo-Caobas; la rapiña no se hizo esperar y la gente agandalló lo que pudo.

‘Polis’ rurales y federales atendieron el reporte de un tráiler volcado, a la altura del entronque de acceso al poblado de Tres Garantías, sobre el camino nacional 186; al llegar se toparon con un tractocamión Kenworth azul, matrícula del servicio federal 777-E2-1, remolque blanco, placas del servicio de carga 166-WL-8, el cual transportaba bocadillos, perteneciente a la empresa CMA CGM.

Se entrevistaron con el conductor de la pesada unidad, Gabriel ‘V’, de 23 años, quien informó que conducía la navezota de poniente a oriente sobre el referido tramo, con dirección a la zona norte de Quintana Roo, para entregar un pedido de productos refrigerados.

Pero, cuando otro tráiler lo rebasó, el remolque de este golpeó el tractocamión de Gabriel, por lo que perdió el control del volante, se salió de la cinta asfáltica y al caer en un desnivel entre la maleza, la unidad volcó sobre su costado derecho.

Él resultó con golpes en la cintura y cadera, su esposa Olga Lilia ‘C’, de 23, con dolor en el pecho, frente y pierna izquierda, en tanto que sus hijos de 9 y 3 años, solo sufrieron raspones en sus brazos, aunado al susto que se llevaron.

En ‘moloch’ los heridos fueron trasladados al Centro de Salud de Nicolás Bravo en una ambulancia de la localidad para su valoración.

Cabe señalar que habitantes de esta comunidad y sus alrededores, se enfrentaron con los policías rurales porque trataron de evitar la rapiña; después de que mandaron por un tubo a los ‘pitufos’, saquearon todo lo que tuvieron.

De este ‘ingadazo’ se hicieron cargo los ‘polifedericos’, quienes, con apoyo de una grúa trasladaron la pesada unidad a su corralón en lo que realizan el correspondiente deslinde de responsabilidades.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí