A Gamaliel Arcos le ganó el sueño mientras conducía,con su familia a bordo, provocando que su carro quedara de ladito; todos salieron ilesos del percance.

Redacción / De Peso

BACALAR, Q. Roo.- Un carrito  terminó volcado en el kilómetro 58 de la carretera 307, en el tramo Limones-Bacalar, durante la noche del pasado martes, esto luego de que el conductor perdiera el control de su nave al salir de una curva a exceso de velocidad.

Los ‘deshechos’ ocurrieron ‘maomeno’ a las 11:00 de la noche, cuando pitufos de la raza rural fueron informados que se requería de su apoyo en el kilómetro 58 de dicho tramo, esto debido a que minutos antes se había registrado la volcadura de  Chevrolet, tipo Spark, color rojo, plaquetas de circulación UVZ-617-C, de Quintana Roo.

De volada azulejos se trasladaron al sitio del ‘despapaye’, al  llegar, se entrevistaron con el conductor de la nave quien dijo llamarse Gamaliel Arcos, de 33 otoños, este que andaba todo ‘paniqueado’ chismeó que se dirigía a Playa del Carmen, tras haber pasado las festividades de fin de Año con su parentela.

Pero como estaba cansado de echar bailongo, dormitó por unos segundos, y  perdió el control de su unidad y volcó, de pura ‘chiripa’ todos traían el cinturón de seguridad, que al momento de volcar lo salvó de no salir disparados.

Ninguno de los tripulantes sufrió lesiones graves; pitufines solicitaron una grúa  para llevarse el automóvil al ‘corralejo’, mientras se resolvía el ‘pex’ en  la cueva de los ‘federicos’.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí