Agencia/ De Peso

Luego de andar de ‘pata de perro’, grabando películas por todo el mundo, el comediante mexicano, Eugenio Derbez, le ‘cayó el 20’ que era momento de bajar el ritmo y dedicarle más tiempo a su familia, y en especial a su hija menor, Aitana Derbez, informó el portal Quién.

Y la idea se la dio nada menos que la pequeña. “Siempre ando de arriba para abajo, viajado, trabajando y no siempre tengo tanto tiempo de estar con la familia y ahora estuve en Australia cuatro meses filmando, por los horarios, siempre salía como a las 4 de la mañana (de casa), pero tenía la oportunidad de regresar a las 7 de la noche y cenar con Ale y mi niña”, contó Derbez al programa Hoy.

“Y ya que veníamos de regreso, después de estar cuatro meses (de vivir en Australia) le pregunta Ale a la niña: “¿Qué es lo que más te gustó de Australia? Y la niña de cuatro años nos contesta: cenar con papá y mamá”.

La respuesta de la pequeña conmovió en gran manera a Eugenio quien se dio cuenta de cuál debe ser su prioridad en este momento.

“Eso me cimbró, me conmovió durísimo. Que la niña, por encima de los parques de diversiones, los koalas, haya dicho eso. Eso te habla de lo importante que es para los niños el tiempo con los padres”.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí