A través de redes sociales la hermana de la afectada pide difundir el caso para que se haga justicia y conozcan la cara de un depredador sexual. (Foto: Captura de pantalla)

Agencias / De Peso
GUERRERO.- Un hombre identificado como Osiris Aníbal ‘N’ fue acusado de abusar sexualmente de su sobrina y secuestrarla.

De acuerdo con La Letra Roja, fue un viernes cuando la menor salió de un entrenamiento y su tío Osiris le ofreció un Gatorade, el cual contenía una droga, por lo que la niña perdió el conocimiento.

La llevó a casa de sus abuelos maternos y abusó de ella. La mantuvo en cautiverio por un tiempo, fingió ayudar a la familia, simulando que la buscaba, pero todo el tiempo supo dónde estaba. 

Afortunadamente la niña logró escapar de la casa donde la tenían retenida, si no  hubiera despertado, probablemente la hubiera matado. Un taxista la ayudó y así fue como llegó a su casa. No podía hablar, tenía moretones, le costaba trabajo sostenerse y la tuvieron que internar en un hospital, estuvo un día.

El pasado miércoles 10 de abril, con todas las pruebas, aún existiendo un peritaje ginecológico que certifica que hubo violación, el juez decidió suspender el juicio y dijo que “solamente era tocamiento y tenía derecho a una segunda oportunidad“.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí