Agencia / De Peso
Ciudad de México.- Yaw Kyeremeh, un joven ghanés de 20 años, murió ahogado mientras participaba en una ceremonia de bautismo cristiano en el río Weija, en la ciudad de Acra.

El terrible hecho sucedió el domingo cuando en medio del ritual religioso, el muchacho se deslizó bajo el agua y trató en vano de mantenerse a flote agarrándose al pastor a cargo de la ceremonia, informó un medio local.

Las personas que se encontraban fuera del río intentaron ayudar pero únicamente el líder religioso pudo nadar nuevamente hasta la orilla. El cuerpo del joven llegó a desaparecer. Pese a la profundidad de las aguas, el cadáver fue hallado y llevado a la morgue al día siguiente.

Sin embargo, en una entrevista el hermano de la víctima afirmó que no pretenden culpar a nadie por lo sucedido, pues su hermano estaba muerto y dejarían el asunto “en manos de Dios”.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí