‘Caritsí…mos´sueños

hace 7 meses

A Esther Martínez Mena le faltaron horas de siesta antes de conducir su Chrysler Neón sobre la calle Ursulo Galván, donde pestañeó al llegar al cruce con la avenida Chetumal y fue impactada por un taxi, ayer en la mañana.

Pedro Amador Valdez /De Peso

CHETUMAL.- Adormilada damisela tuvo que desembolsar 25 mil pesos para evitar ser detenida y puesta a disposición de las autoridades ministeriales, tras provocar un accidente en la colonia Lázaro Cárdenas

A eso de las 7:00 de la mañana de ayer, Esther Martínez Mena, de 30 años, conducía de oriente a poniente sobre la calle Ursulo Galván su Chrysler Neón rojo, matrícula USC-615-C, con dirección a sus sagrados aposentos , pero al llegar al cruce con la avenida Chetumal pestañeó y cruzó sin darle importancia a la señal que indicaba alto obligatorio.

04ACCIDENTE (2)

Esa fue la razón por la cual se atravesó en el viaje del taxi Chevrolet Matiz engomado 88-00-TRS, número 1125, piloteado con preferencia de paso por Juan Carlos Pérez Larios, de 33 años, quien no pudo evitar impactar las ‘costillas’ derechas de la máquina roja, al que le causó serios daños.

A pesar del trancazo no hubo personas lesionadas; sin embargo,  al lugar se dejaron caer en ´tinga loca’ los ´tranchos’,  quienes  fincaron la responsabilidad en Esther, la cual tuvo que desembolsar de 25 mil pesos como garantía para la reparación de los daños.

Golean a ‘Cristiano Rucaldo’

Por alzar el tarro ya no se levantó

Cerrar