Tigres Hermosillo
Hoy miércoles se cumplirán los primeros diez días de entrenamiento para los Tigres de Quintana Roo, esperando que las condiciones del clima sean mejores.

Agencias/De Peso

HERMOSILLO, Sonora.- Ayer martes se presentó por segunda vez la lluvia en el Spring Training de los Tigres de Quintana Roo, quienes sostuvieron su noveno entrenamiento en el estadio Sonora.

La lluvia llegó temprano a Hermosillo, por lo que el terreno de juego no estaba en las condiciones óptimas para trabajar; de ahí que el manager Jesús Sommers y su cuerpo técnico, tuvieran que aplicar el plan B, aunque el tiempo de duración de este día se redujo a poco más de dos horas.

La práctica de bateo se llevó a cabo en la jaula de la casa de los Naranjeros de Hermosillo, misma que se encuentran en una especie de sótano en el funcional estadio Sonora.

Mientras los dos principales grupos trabajaban con el coach de bateo Raúl Sánchez, los demás jugadores ofensivos, hacían acondicionamiento físico en los pasillos del inmueble beisbolero.

Al terminar los primeros bateadores, se hizo el intercambio, para completar con todos los grupos programados para pasar a la jaula.

En lo que refiere a los lanzadores, ellos hicieron sus trabajos de estiramiento en una parte del estacionamiento, aunque no dejaron de lado las sesiones de bullpen, dónde este martes se vio trabajar a gente como Robert García, Jesús García y Jesse Estrada.

Hoy miércoles se cumplirán los primeros diez días de entrenamiento para los Tigres de Quintana Roo, esperando que las condiciones del clima sean mejores.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí