‘Och’, el malandro más odiado en la Amalia y la Fidel (Actualización)

hace 1 semana
Conoce la historia delictiva de Och, el malandrín de la Fidel

(Actualización)

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- El azote de las colonias del Oriente de Mérida y conocido delincuente reincidente Juan Gerardo Aguilar Torres (a) “Och”, es una clara muestra que la reinserción, readaptación o rehabilitación de muchos sujetos es una fantasía que nada más existe en la cabeza de los legisladores que aprueban leyes al vapor.

Lo anterior queda de manifiesto porque a pesar que el 9 de febrero pasado fue condenado a dos años y 10 meses y 15 días de cárcel, en un procedimiento abreviado, el pasado 14 de marzo fue detenido de nuevo al salir de una casa del fraccionamiento Fidel Velázquez con un televisor de 50 pulgadas.

Apenas el pasado 9 de febrero, la juez de control Blanca Beatriz Bonilla González le dio el visto bueno a un acuerdo, luego que el “Och” aceptó que robó una bicicleta.

Le impuso el pago 27 días multa, que equivalen a mil 972.08 pesos; lo absolvió de la reparación del daño, porque se recuperó la bicicleta; lo amonestó para que no reincida; suspendió sus derechos políticos; le prohibió acercarse al domicilio y al denunciante, por un lapso de 11 meses y siete siete días, en un radio de 100 cien metros, y le concedió derechos sustitutivos de sanciones.

Muerte de su esposa

Al “Och” le ha valido goma que por sus constantes raterías hasta su esposa, Lucinda Gualberta Cauich Un,  haya muerto en noviembre del 2013.

Este lamentable hecho se registró cuando el “Och”, fiel a su costumbre, se robó los quemadores de una pollería cercana a su casa y cuando los agentes ministeriales investigaban, fueron a visitarlo (predio 502 de la calle 14 por 13 de la Amalia Solórzano).

La mujer, por defender a su marido, atacó a un poli con una tijera de podar, clavándosela en el omóplato a Wilberth Roberto Rodríguez Ramos, que disparó su arma y le dio a la mujer, que también, junto con sus tres hijos, hacía de las suyas en los alrededores.

En ese momento “Och” fue consignado al Juzgado Sexto Penal por el delito de narcomenudeo, pues se encontró en su domicilio 34 bolsitas de “piedra” y 8 envoltorios de mota.

Al poco tiempo salió de la cárcel y continuó su carrera delictiva.

Más entradas al bote

El 8 de octubre del 2016, se supo de nueva cuenta de él cuando vecinos de la colonia Fidel, al ser víctimas de este sujeto, se le fueron encima y por nada del mundo lo linchan, al igual que su hijo César, que también es una fichita.

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública tiraron balazos de goma contra los justicieros, pero nada más le atinaron al “Och”.

Vecinos piden ayuda al Gobernador

“Och” y su esposa (ahora occisa) cuentan con largo historial de agresividad, robos y amenazas en contra de sus propios vecinos, quienes levantaron en el 2013 más de 90 firmas en un documento, el cual enviaron al gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en el que solicitan a las autoridades del Estado la pronta intervención para la solución del problema con esta familia conflictiva.

Este escrito, a la letra dice:

“Por este medio los vecinos de la colonia Amalia Solórzano les solicitamos de la manera más atenta su pronta intervención de una problemática que nos inconforma en referencia a un grupo de delincuentes que azotan a los vecinos, consistente en robos a casa habitación, ataques a mano armada, amenazas e intimidación por parte de Juan Gerardo Aguilar Torres (a) “Och” y su esposa Lucinda Cahuich Uh, así como sus dos hijos menores de edad, Gerardo y César Aguilar Cahuich y su cuñado José Luciano Cauich Uh, alias la “Zorrita”.

El penal, su segunda casa

Juan Gerardo ahora tiene 36 años, de los cuales la mitad los ha pasado preso, y la otra delinquiendo.

  • Desde 1993, cuando era menor de edad, fue preso en la titular de menores por robo con violencia y portación de armas prohibidas;
  • En 1994 fue detenido por robo y amenazas hasta el 97;
  • En  2001 fue detenido por robo y portación de armas
  • En 2008 y 2009 por los mismos delitos anteriores
  • En el 2010 fue arrestado por delitos contra la salud en modalidad de narcomenudeo
  • En 2011 fue arrestado por robo
  • En el 2013 por robo con violencia y en ese entonces ya había tenido un récord de 25 ingresos al penal.
Ebrio choca en Tizimín
Le a-Pointer a un taxi y le pega en Tizímin

Se registran dos incendios en Motul
Entre invierno y primavera arde Motul

Cerrar