Evitó un trancazo y terminó en otro

hace 2 semanas
Una mujer quiso esquivar un encontronazo con el conductor de un vehículo que se voló la luz roja del semáforo, pero acabó embarrada en una columna

Una mujer quiso esquivar un encontronazo con el conductor de un vehículo que se voló la luz roja del semáforo, pero acabó embarrada en una columna de concreto del puente vehicular del Bulevar Playa del Carmen.

Damara Hernández / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Como pérdida total quedó la troca de una mujer, quien al hacer una brusca maniobra con tal de no chocar con el conductor de un vehículo que se le cruzó en la avenida 34 con Bulevar Playa del Carmen, se salió del camino y se embarró contra el puente vehicular.

Los hechos ocurrieron a las 9:30 de la mañana de ayer, cuando algunos conductores vieron el ‘mameyazo’ y avisaron al número de emergencias 911 que una damita a bordo de un Renault Sandero rojo con placas UVA-678-B necesitaba ayuda de los ‘polis’ y paramédicos.

De acuerdo con la afectada, circulaba al poniente por la avenida 34, pero al llegar al cruce con el Bulevar Playa del Carmen un auto particular se voló la luz roja del semáforo, así que para evitar el impacto dio un volantazo a la derecha; sin embargo, salió proyectada hacia la base de una columna del puente vehicular a la altura de la colonia Gonzalo Guerrero.

Debido al fuerte ‘changadazo’ se requirió la presencia de los ‘curitos’, quienes atendieron a la mujer que  por fortuna resultó ilesa, aunque no podía calmar sus nervios al ver que la defensa de su nave salió volando, el cofre se hizo ‘puch’ y que el responsable de todo el despapaye se dio a la fuga.

Al lugar llegaron los ‘tranchos’ y una grúa para llevarse el vehículo chatarra al corralón, mientras tanto los peritos hacían sus cálculos para saber en cuánto le saldría a la ‘ñora’ cubrir los daños al patrimonio municipal.

Los llamados falsos generan pérdidas de al menos 14 mil pesos al mes en gastos de combustibles para las corporaciones policíacas.
Reportes falsos, gasto innecesario

El alcohol le dio valor a Samuel Kantún para defender lo poco que le quedó después de salir de un antro de la plaza de toros.
Valiente ‘chacaliza’

Cerrar