Casi ‘March-a’ al otro barrio

hace 3 semanas
Choque

El conductor de un March estuvo a nada de conocer en persona a San Pedro, pues cuando circulaba sobre el ‘bule’ se durmió y estampó brutalmente contra la barrera de contención; por fortuna como estaba borracho se puso flojito y salvó el pellejo.

Ángel Euán/De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Con su vehículo declarado en pérdida total y encerrado en el botellón por varias horas fue cómo terminó la noche un adorador del dios Baco, ya que cuando circulaba a exceso de velocidad sobre el Bulevar Playa del Carmen se quedó dormido al volante y despertó al estrellarse contra una barrera de contención, ayer a las 12:05 de la madrugada.

Algún chismoso que pasaba por la zona dio avisó al número de emergencias 911 acerca de un hecho de tránsito y solicitó la presencia de una ‘chillona’, así como también de los ‘tranchos’.

Paramédicos de la ambulancia CostaMed arribaron al sitio y tras valorar al supuesto lesionado únicamente encontraron que sus neuronas estaban adormecidas por el exceso de licor en su sangre, por lo que se retiraron del sitio y dejaron el asunto en manos de los agentes de Tránsito.

De acuerdo con los hombres de la ley, el fulano circulaba a toda ‘máuser’ de sur a norte sobre el Bulevar Playa del Carmen a bordo de su Nissan March blanco, matrícula USK-649-D, pero por el avanzado estado de putrefacción etílica perdió el control del volante ya que se quedó dormido, por lo que su loca carrera fue frenada por los fierros de la barrera de contención a la altura del Liverpool, que no fue parte de su vida.

Los daños materiales fueron valuados a ojo de buen perito en poco más de 120 mil pesitos, y como sucede en estos casos, el responsable terminó echándose un largo coyotito en la comodidad de una de las celdas del Centro de Retención Municipal.

Riña
¿Qué ‘cariños’ se habrán metido?

Arrestados
Travesuras tras el volante

Cerrar