Al final, fue un triste paseo

hace 2 meses
Valeria ‘N’, de 19 años, falleció la mañana de ayer al salir proyectada de una de las ventanas del auto donde viajaba con sus cuates.

Valeria ‘N’, de 19 años, falleció la mañana de ayer al salir proyectada de una de las ventanas del auto donde viajaba con sus cuates, tras chocar en el tramo carretero Playa del Carmen-Tulum.

Rodrigo Garibay / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Una joven de apenas 19 años perdió la vida ayer en un accidente, ya que cuando se dirigía con sus cuates a Tulum pa’ seguir la  pachanga, desafortunadamente, el conductor dormitó unos segundos, los cuales bastaron para que el auto se estrellara contra un poste de luz y terminara en sentido contrario al que iba.

La tragedia ocurrió cerca de las 10:20 de la mañana, cuando Pedro ‘N’ conducía un Volkswagen Tiguan de alquiler color azul, placas PZG-90-49, en compañía de tres amigos: Marcos David, quien iba como copiloto, además de Saraí Rangel y Valeria ‘N’, quien salió disparada del auto por una de las ventanas traseras y quedó tendida sobre la carretera federal 307, a la altura de Punta Venado.

Por fortuna, al momento del accidente pasaban por el lugar una patrulla y una ambulancia de Life Support, que de inmediato avisaron al número de emergencia 911 para solicitar refuerzos.

Toda la atención de los cuerpos de emergencias se concentró en Valeria, a quien los ‘curitos’ trataron de reanimar con técnicas de resucitación cardiopulmonar durante varios minutos, pero no tuvieron éxito y no les quedó más remedio que esperar a la unidad del Servicio Médico Forense para el traslado del cuerpo.

El conductor y los otros dos amigos salieron prácticamente ilesos; sin embargo, Marcos y Saraí fueron trasladados por una unidad médica de la 911 al hospital PlayaMed para su valoración, mientras que Pedro fue llevado ante el Ministerio Público.

Los jóvenes, quienes vinieron de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a pasar unas vacaciones, se hospedaron en un hotel de Cancún del viernes 16 al domingo 18 de junio y ayer, antes de ir al aeropuerto, pretendían enfiestarse un rato más en Tulum, pues en el auto había cigarrillos y una botella de champán, entre otras cosas.

Un paisano que combinó botana, chelas y unas clases chafas de natación, casi fue tragado por el mar, pero al parecer no le tocaba aún.
‘Pos’ no le tocaba

Aurelio Canché llegó al hospital con un puñal clavado en la espalda, luego que su cuñado se lo enterrara todito tras discutir.
El puñal de su ‘cuñao’ lo hirió

Cerrar