Ya les agarraron el modo

hace 2 semanas
Un ‘titipuchal’ de dinero en efectivo, cigarros, licores, dulces y más se llevaron de tres ‘otzos’ un trío de maloras durante la madrugada de ayer.

Un ‘titipuchal’ de dinero en efectivo, cigarros, licores, dulces y más se llevaron de tres ‘otzos’ un trío de maloras durante la madrugada de ayer, bajo el mismo modus operandi: primero lanzaron piedras para romper las puertas y cuando los encargados corrieron para esconderse, se sirvieron con la cuchara grande y se pelaron para desaparecer del mapa.

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Trío de amantes de lo ajeno hicieron de las suyas la madrugada de ayer, cuando a punta de pedradas rompieron las puertas de tres ‘otzos’ para llenarse de lana, cigarros, dulces y licores.

A eso de las 6:50 de la mañana, la cajera del changarro ubicado sobre la avenida Galaxias del Sol, en la supermanzana 251, manzana 103, reportó a las ‘nenis’ del 911 que tres tipos habían roto el cristal de la puerta.

La chava al escuchar el ruido se asomó a ver que ‘pedros’ y vio a un vato con camiseta azul y mochila, quien estaba aventando piedras para romper el cristal de la puerta, por ello aplicó ‘patitas pa’ qué las quiero’ y corrió a esconderse en la bodega.

Los malosos robaron mil 500 pesos en efectivo, así como cigarros y varias botellas de cerveza y ‘pomos’, para después correr a toda prisa.

Pasaron 10 minutos cuando el empleado de una tienda de la misma cadena, en la misma zona pero manzana 106, sobre la calle Bora Bora, reportó una situación similar.

Resulta que al parecer los mismos malandros con piedras rompieron la puerta y el encargado hizo lo mismo, corrió a esconderse en la bodega mientras saqueaban dinero, cigarros, licor y dulces; ahí se llevaron más de mil 800 pesos.

El empleado al no escuchar más ruido salió para reportar lo sucedido y vio que a media calle estaban los tres ‘bichos’ peleando por el botín, y uno con cuchillo en mano regresó al Oxxo y empezó a gritar “baja ‘caón’ o te bajo pa’ que abras la caja”, pero al ver que el empleado no salía de su escondite, arrancó toda la caja registradora y salió corriendo.

Para terminar y cerrar con broche de oro, el trío de canijos se aproximó a la supermanzana 200, en la avenida Leona Vicario con Hacienda de Chablé, donde aventaron piedras hasta romper la puerta de otra tienda de la misma cadena, y una vez que entraron se llevaron mil 500 pesos en efectivo y salieron corriendo.

Obviamente continúan disfrutando del botín, pues no hubo autoridad que les pusiera un alto, se dieron a la fuga y nadie les vio ni la sombra.

Disparos de arma de fuego movilizaron a las autoridades a la entrada de la colonia El Encanto, donde encontraron tres casquillos.
Balazos en El Encanto

Antonio ‘B’ y Alonso ‘N’ andaban echando trago, pero en plena calle Mahatma Gandhi se pusieron a discutir, por lo que uno de ellos sacó un cuchillo.
‘Gandhi-osa’ pelea

Cerrar