Repartió arrumacos

hace 2 meses
Alan Yañez a bordo de su Ibiza le dio por detrás a la RAV4 de Nafir Castro, y al continuar su trayectoria golpeó el Jetta de un extranjero.

Alan Yánez circulaba en su Ibiza a un costado del IMSS de la supermanzana 51; pero como iba papando moscas le dio por detrás a la RAV4 de Nafir Castro, y al continuar su trayectoria golpeó el Jetta de un extranjero.

Orville Peralta / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- El que estaba en otro rollo y no al volante de su unidad a las 9:55 de la mañana de ayer, allá por la supermanzana 51 sobre la calle Luciérnaga, cerca del IMSS, fue Alan David Yánez, quien por no medir el agua a los tamales en eso de las distancias, ¡pum!, chocó.

El vato, de 19 años, conducía mientras se contaba los pelos de la mano, dicen, pues a bordo de su Seat Ibiza gris, láminas UVR-107-B, de norte a sur, no se dio color que adelante iba la nave de otro paisano.

Este era Nafir Enrique Castro Solís, de 38 años, quien sin deberla ni temerla sintió bastante sabroso el arrimón por ‘detroit’ en su Toyota RAV4 café, placas UVS-201-C, y por más que frenó no pudo evitar salir proyectado unos metros adelante.

Fue ahí cuando la cosa se complicó para Alan, porque el coche que embarró le dio su llegue al Volkswagen Jetta café, engomado UVR-771-C, del extranjero Katrin Garbade, de 31 años.

El chamaco no sabía si meter la cabeza debajo de la tierra como los avestruces y por eso mejor pidió paro a su seguro, pa’ que fuera este quien absorbiera los daños ocasionados; además se solicitó la intervención del ‘tamarindo’ en turno de Tránsito para que dijera qué ‘hongos’ alucinógenos con la responsabilidad del besito.

Un joven pizzero le sorrajó tremenda cachetada guajalotera a su vecina, cuando esta le pidió que quitara su escándalo musical.
¡‘Escándala’!, bofeteó a una doña

Doña Sonia Fuentes corría a bordo de su Renault Duster y al no frenar a tiempo ni conservar su distancia se encajó en la retaguardia del camión.
Ensartada por detrás

Cerrar