Probó ‘Metelín’ compuesto

hace 1 mes
El chófer Eliseo Gómez Metelín fue impactado por el motoneto Bernardino Puc, quien del mameyazo quedó descompuesto.

Tres versiones surgieron del accidente, lo real es que el motociclista Bernardino Puc sí aporreó su nave contra el camión que conducía el chófer Eliseo Gómez Metelín.

Orville Peralta / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Un motoneto fue a parar a la clínica Playamed ayer en la mañana, alrededor de las 9:00, luego del guamazo que se dio contra un camión y como si no hubiera sido suficiente, también tocó las láminas de un taxi, en las inmediaciones de la supermanzana 240, en el cruce de las avenidas Tulum con Leona Vicario.

Después del ‘mameyazo’, los chismosos investigaron que el aporreado hombre fue identificado como Bernardino Puc Caamal, de 43 años, el cual viajaba en su corcel Vento negro con rojo, placa RHK6X, como si estuviera yendo a cobrar herencia.

De los hechos surgieron tres versiones: la primera que el jinete no guardó su distancia y se impactó contra el autobús Mercedes Benz blanco con azul y placas de circulación 794-904-T, número económico 401 que manejaba Eliseo Gómez Metelín, de 40 años.

Otros juraron por el osito panadero que primero chocó con el taxi con láminas 314-8-TRV, número 1780 y después terminó por darse en la ‘malle’ contra el camioncito; la última versión fue que el beso metalero ocurrió solo entre el camión y el motoneto.

El caso es que quien salió perdiendo fue el  motorizado, pues aporreó la humanidad contra el asfalto, de donde fue levantado y manoseado por paramédicos de la 911, quienes luego lo llevaron a la clínica Playamed. Del percance se hizo cargo un oficial de ‘trancholandia’ que determinará cuál de las tres versiones fue la verdadera.

Pobrecita
Partida de corazón y de jeta

Susto
Los rodearon, qué ‘mello’

Cerrar