¿Perito y ‘perico’?

hace 3 días
Muerto

Lo nuevo del caso… Fuentes en la Vicefiscalía de la Zona Norte ‘sopearon’ que el chavo asesinado de un tiro en la cabeza en un local de empanadas la noche del miércoles era meritorio, o sea hacía prácticas pericialesn en la instancia estatal, pero que además tenía ‘polvo blanco mágico’ en su ropa interior.

Luis Hernández/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Como línea principal de la ejecución 84 -registrada la noche del miércoles- se tiene el narcomenudeo, según chismearon fuentes de la Vicefiscalía de la Zona Norte, pero el escándalo es que el fallecido era meritorio del área de Periciales de la dependencia estatal.

Ayer trascendió que Alvaro Ebben Alcocer López, como se llamaba el fallecido, realizaba sus prácticas los fines de semana en Servicios Periciales, se dijo que tenía cocaína entre su ropa interior, por lo que los ‘cuicos’ de la Ministerial sospechan que era tirador de ‘porquerilla’ y media.

El ‘chou’ tuvo lugar a las 11:30 de la noche del pasado miércoles, cuando dos ‘pelanaranjas’ llegaron hasta un changarro de empanadas y antojitos, ubicado sobre la avenida Kabah con Chetumal en la supermanzana 225, donde literalmente se metieron hasta la cocina y le sorrajaron un plomazo en la choya a Alvaro.

La ‘moronga’ empezó a salpicar todo el local y por eso quemando llanta llegaron ‘cuicos’ y ‘cruzrojitos’, estos últimos en ‘tinga’ loca treparon al lesionado a la ‘chillona’ y le echaron un ‘raid’ al Hospital General, donde murió al poco tiempo, debido a la gravedad de la lesión.

Como era de esperarse y porque los ‘cuicos’ no dan una, claramente los gatilleros se pelaron del lugar sin mayor problema y aunque se peinó de raya en medio la zona, no dieron con ellos.

Por estos hechos, en el ‘emepé’ se inició el número de caso 9456/2017, donde supuestamente se agregó que había droga en la ropa interior del hoy occiso.

Los compañeros de chamba de Ebben dijeron que era un muchacho tranquilo y de los que no se meten en pleitos; sin embargo, otros le pusieron el dedo y revelaron que era medio ‘pericote’, pero de esto la Vicefiscalía no mostró postura alguna.

Tras la realización de los trámites correspondientes, la tarde de ayer el cuerpo del occiso fue entregado a su madre, quien acudió a reclamarlo e identificarlo oficialmente.