‘Noé’ así como se cruza

hace 2 semanas
Carlos Noé Torres no cedió el paso con su ‘chevicito’ a la Journey de Edilberto Martínez, en un cruce de la 229, y se armó el mitote entre ambos.

Carlos Noé Torres no cedió el paso con su ‘chevicito’ a la Journey de Edilberto Martínez, en un cruce de la 229, y se armó el mitote entre ambos hasta la llegada del perito ‘tamarindo’, quien se los llevó a los dos para ver a quién se la dejaría ir.

Orville Peralta / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Ayer a la 9:30 de la mañana se escuchó gacho un choque de metales, y chismosos cercanos a la manzana 18 de la supermanzana 229 salieron a ver qué ‘pedros’, los cuales quedaron asombrados cuando ‘vicentearon’ que dos naves se habían dado el beso mañanero.

El impacto fue en la calle 72 con 65; uno de los carritos era un Chevrolet Chevy rojo, engomado UVB-711-C, conducido por Carlos Noé Torres Bazán, de 31 años, y el otro una trocona muy familiar Dodge Journey color café, láminas MZS-47-91 del Estado de México, al mando de Edilberto Martínez Peñalosa, de 49 años.

Lenguas viperinas que les picaba por decir qué tranza juraron por el osito panadero que el besito fue con el cariño de siempre y ‘quesque’ el auto rojo, que circulaba por la calle 72, no cedió el paso y por eso al cruce con la 65 le dio su llegue a su contrario.

Como siempre, ningunas de las partes mataba su pavo por la responsabilidad del laminazo, y otra versión señaló que como ya se estaba armando el mitote mejor le pasaron la bolita al oficial de ‘trancholandia’, quien llegó como de rayo para mandar las naves al corralejo y a las partes al ‘hongo’ azul, para ver a quién se la dejaban caer y sin salivita.

Unos malandros visitaron la iglesia Guadalupe, en donde causaron varios destrozos y huyeron con la conciencia tranquila.
Ni la casa de Dios respetan

Ratones mala onda se metieron al minisúper ‘Los Angeles’ propiedad de Marlene Cruz Ibarra, de donde se llevaron mil ‘varos’ en efectivo.
Ni los ‘ángeles’ los salvaron de los ratones

Cerrar