Ni chupar saben

hace 1 semana
Riña entre cuatro menores de edad en completo estado de putrefacción etílica dejó como saldo un lesionado y tres en el Torito.

Riña entre cuatro menores de edad en completo estado de putrefacción etílica dejó como saldo un lesionado y tres en el Torito, luego de que se pelearon entre ellos en un chante de Paraíso Maya y lanzaron del techo a uno, al que además le ‘surtieron’ la tiendita.

Enrique Castro / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Hasta con la cubeta le dieron tres morros pañaludos a uno de sus ‘cuadernos’ luego de aventarlo del techo de su casa ayer a las 3:45 de la mañana, en la supermanzana 107 al desconocerlo cuando el alcohol adulterado que tomaron en la Zona Hotelera les coció la sesera, aunque argumentaron que le dieron en su ‘malle’ porque les robó un ‘celuloide’, ajá.

Cuatro menores a los que todavía se les rompe el papel de baño en las manos cuando echan su ‘cantada’, bajaron del Party Center de la ‘zona tequilera’ en completo estado de putrefacción etílica y con los calzones manchados.

Sin embargo, uno de ellos tuvo la buena idea de decir “vamos a seguir chupando en mi ‘jaus’”, refiriéndose a la casa de su ‘mami’ en la calle Laguna Esmeralda del fraccionamiento Paraíso Maya, subiéndose al techo, donde siguieron metiéndole al chupe, y de la mamá del cachorro ni sus luces se veían por ahí.

Todo estaba en buena onda hasta que al más chico de ellos supuestamente se le desapareció su ‘cel’ y como era de esperarse se la hicieron de jamón al anfitrión, quien al negar que le había dado baje a su ‘cuaderno’ fue lanzado de la azotea, quedando como miér… coles en jueves.

Pero no conformes los chavales, ya bien embrutecidos, se bajaron y le dieron patadas, mordidas, arañazos y hasta con un palo; ahí sí, al oír el escandalo salió su progenitora para defender a su “angelito” echándoles a la ‘poli’ a los menores malhechores, que fueron apañados cuando huían por dicho fraccionamiento.

Ya sobre la patrulla soltaban las de cocodrilo pidiendo a su ‘mami’ y otros a su ‘papi’, jurando por el osito panadero que solo se defendían del malandro mayor, por lo que fueron remitidos al ‘Torito Inn’ y el lesionado fue trasladado al Hospital General para su atención médica.